Compartir
Publicidad
Publicidad

La caléndula

La caléndula
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

Tan bonita estaba la flor, presidiendo ella sola, su gran maceta de cerámica, que me quede mirándola durante un rato, tanto fije la vista en la caléndula que, sin querer perdí el hilo de mis propios pensamientos, hasta que de pronto escucho por detrás mío “esa flor se come“, mi mente volvió a mi cabeza de golpe y porrazo, para analizar la frase que había entrado por mis orejas “la caléndula se come“, mi primera reacción fue dudar, la segunda preguntarme “¿a qué sabe?“ y la tercera arrancarle un pétalo y metérmelo en la boca.

Ahora ya sé que, además de ser una conocida flor de jardín de brotes rojo anaranjados, sus pétalos tienen un ligero regustillo amargo, que es muy aromática, que sus hojas más tiernas se comen en ensaladas, que se pueden utilizar para aromatizar y colorear, pasteles, quesos, arroces y mantequillas, ya que desde antiguamente se utilizaban como sustituto del azafrán.

También sé que al comerla, en ensalada o infusión, por ejemplo, nos beneficiamos de sus muchas propiedades, es antiséptica, es antibiótica, ya que estimula las células inmunológicas y reduce las afecciones estomacales. Aunque siempre debe tomarse fresca, ya que desecada pierde todas sus propiedades medicinales.

Foto | MorgueFile
En Directo al Paladar | Ensalada de flores silvestres. Receta
En Directo al Paladar | Flores de calabacín rellenas de queso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos