El precio del pollo ha subido en lo que va de año un 16,1%: si queremos ahorrar, lo mejor es comprarlo entero

El precio del pollo ha subido en lo que va de año un 16,1%: si queremos ahorrar, lo mejor es comprarlo entero
Sin comentarios

Desde hace décadas, la venta de pollos enteros ha decaído en favor de las bandejas de pechugas, muslos o alitas por separado. Sí, es más cómodo. Pero mucho más caro. Y en un contexto de inflación estas bandejas de troceados sufren una subida de precios aún mayor.

El precio del pollo entero convencional en España ronda los 3 euros el kilo. Un montante que sube una barbaridad si solo estamos dispuestos a comprar el pollo en partes. Los jamoncitos de pollo rondan los 4,5 euros el kilo, las pechugas los 6 euros el kilo y, si nos vamos a elaboraciones pelín más complejas, como los contramuslos deshuesados, nos vamos a los 7 euros. Nos gastaremos más del doble que comprando un pollo entero, del que podemos aprovechar fácilmente todas las partes.

Como alertó ayer la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un informe, la inflación galopante está afectando a todos los alimentos –excepto a algunas frutas y verduras como los aguacates o los kiwis–.

En concreto, el precio del pollo ha subido en lo que va de año un 16,1%, pero esta subida es aún mayor si comparamos el pollo entero con el troceado. Por categorías, los productos envasados (15,5 %) han subido más que los productos frescos (14,2 %).

Un fenómeno mundial

La inflación, que se está sufriendo en casi todo el mundo, está provocando un cambio en los hábitos culinarios no solo en España. En Estados Unidos, donde mucha gente solo ve aves enteras en Acción de Gracias, se están dando cuenta también de las ventajas que tiene no comprar el pollo troceado.

Como informa Joshua Jamerson en The Wall Street Journal, la inflación está provocando que los americanos vuelvan a interesarse por comprar pollos enteros y pasar más rato en la cocina.

3Claveles Domvs - Cuchillo para deshuesar, 15 cm, 6 pulgadas

“No podría justificar gastar ese dinero”, explica Simon Kirsch, un trabajador de 33 años de Portland (Oregon) que ha aprendiendo a separar las partes del pollo gracias a vídeos en YouTube. Antes de la inflación, dice, “no hacía sopa los fines de semana”.

Y, aunque puedes hacer como Kirsch, no está de más recordar que, si no quieres aprender a despiezar un pollo, siempre puedes recurrir a esa figura en peligro de extinción que, incluso en el supermercado, no te cobrará por preparar un pollo entero a tu gusto. Es el pollero.

En DAP | Cuánto ahorras comprando los pollos enteros, en qué partes debes separarlos y siete recetas para cada una de ellas
En DAP | Por qué los precios mundiales de los alimentos son actualmente más altos de lo que lo han sido durante la mayor parte de la historia moderna

Temas
Inicio