Probamos QFrankfurt, la versión vegana de la salchicha con queso

Probamos QFrankfurt, la versión vegana de la salchicha con queso
1 comentario

En busca de nuevas opciones de alimentos sustentables y de alternativas en la alimentación vegetariana o vegana, Better Balance presenta la primera Frankfurt estilo queso 100 % vegetal y sin gluten.

Luego de haber instalado con éxitos sus variantes Frankfurts y Vegwursts, culminan el año lanzando un tercer producto: la QFrankfurt. Una salchicha alemana y ahumado tipo frankfurt dirigida a los amantes del queso. Pero 100 % plant-based se convierte en la primera marca en traer este producto al mercado. Con la V de Vegano que identifica a todos los preparados vegetales y que es un sello distintivo para los alimentos veganos, cuenta además con el reconocimiento de ser gluten free, de acuerdo al comunicado de prensa de la compañía.

En la actualidad, las QFrankfurt se pueden encontrar en las principales cadenas y tiendas de supermercados como Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Condis y Amazon Fresh. Disponibles también en tiendas especializadas, llegará a las grandes superficies comerciales en los próximos meses.

A diferencia de las salchichas tradicionales que contienen carne de cerdo; las QFrankfurt incluyen proteinas vegetales. De guisantes, arroz y patata. De esta manera, Better Balance, se aleja de la competencia que acostumbra a utilizar proteína de soja.

El resto de los ingredientes incluye: agua, proteínas vegetales (10% de guisantes, arroz y patata), aceites vegetales, bebida de avena, espesantes, fibra vegetal de achicoria, aromas, almidón modificado, proteína de levadura, sal, concentrado de zanahoria caramelizada y zanahoria, almidón, extracto de levadura, aroma de humo, acidulantes y colorantes. Anuncia que puede contener trazas de frutos secos, por lo que su consumo debe ser revisado en caso de presentar una alergia nutricional a los cacahuetes, las nueces, las avellanas, los anacardos o los pistachos.

dap

A diferencia de los embutidos cárnicos, la QFrankfurt está envasada al vacío y debe mantenerse entre los 0ºC y 5ºC, preferentemente en la nevera en las estanterías centrales y superiores. Con una fecha de caducidad que ronda los dos meses desde su elaboración, una vez abierto, se recomienda consumir en un máximo de cuatro o cinco días.

Revisando la calidad nutricional, cada 100 g de producto, aporta en su conjunto: 160 calorías, 10 g grasas siendo 2,8 g saturadas, además de 4,4 g de hidratos de carbono de los cuales 0,5 g son azúcares. Aporta 6,1 g de fibra alimentaria, 10 g de proteínas y 1,5 g de sal. Tal es su calidad que ha logrado la máxima categoría en Nutriscore, obteniendo la valoración de A a pesar de tener un origen industrial. Siendo un producto con un alto contenido en proteínas, es bajo en grasas saturadas, fuente de fibra y libre de aceite de palma y lactosa.

En la cocina

Acercarse por primera vez a un producto que imita a la salchicha, pero con ingredientes vegetales es, cuanto menos, curioso. Teniendo en cuenta que el embutido tiene una textura y un sabor muy particular, además de ser flexible al momento de apretarla, el producto necesita entre un 20 y 30% de grasa, por lo que a priori parecería difícil de imitar.

Al abrir el paquete de plástico de cinco salchichas, se libera un indudable olor a ahumado encapsulado, sin ser excesivamente intenso, genera una reacción positiva e invita a probar o por lo menos despierta la curiosidad.

A la hora de la cocción, se detallan tres alternativas: en agua hirviendo durante 4 a 5 minutos o en el microondas por 45 segundos a potencia media 700W, con el detalle de rotar la salchicha a mitad del tiempo para una cocción homogénea. La tercera alternativa es en la sartén con unas gotas de aceite a fuego medio/lento durante 5 minutos, rotando continuamente. Este fue el camino elegido para un acabado dorado. Fáciles de manipular con unas pinzas, no ofrecen resistencia al momento de rotar. A diferencia de varios sustitutos alternativos y veganos, las QFrankfurt no liberan grasa ni aceite mientras se cocinan.

Dap 7

La QFrankfurt tiene una nota gustativa y sostenida, de tipo intenso y apenas picante. Al ser ahumada, puedo suponer que el aroma de humo junto al concentrado de zanahoria caramelizada y zanahoria, es lo que también da color a la salchicha. La mezcla hace un bocado algo dulce, con un matiz salado y picante. Eso si, el "estilo queso" pasa inadvertido, casi inexistente. Por qué lo llamarán así, no lo sé.

En tanto su textura, tiene un interior jugoso y carnoso rodeado de "piel" que se rompe con facilidad en la boca. La piel se dora durante la cocción de manera uniforme, sin alterar su forma.

Dap 8

A la hora de la degustación, lo mejor es ser creativo y comer ya sea como hot dog o perritos calientes, con puré de patatas o trocear para una ensaladilla alemana, con verduras, envuelta en hojaldre o simplemente hechas en la sartén acompañadas de diferentes salsas. Intuyo que son perfectas para una barbacoa también en un plan al aire libre y disfrutar de la naturaleza junto a una cerveza fría o copa de vino blanco.

En definitiva, el trío de salchichas de Better Balance, es un producto ideal para aquellas personas carnívoras que, por algún motivo, quieren consumir menos carne animal, pero sin hacerlo de manera brusca. Por esta misma razón, también es una manera más amable de hacer la transición para los veggies en camino.

Otto Koning-Berlín-Juego de Cubiertos Acero Inoxidable de 20 Piezas-Chapado en Titanio Negro y Pulido Brillante, Espesor 4 mm y Cuchillo Chuletero. Una Cubertería Moderna para 4 Personas

En conclusión, su apariencia es prácticamente la misma que una salchicha de carne, así como el sabor y la textura, pero libre de grasa animal. Eso sí, con respecto a las preferencias, todo queda en manos de los gustos particulares de cada consumidor. Lo positivo de las alternativas plantbased como las QFrankfurt es que son inclusivas para todo el público. Un producto que logra conciliar todos los gustos y formas de alimentación alrededor de la mesa: celíacos y veganos, pasando por vegetarianos, flexitarianos y carnívoros.

En DAP | Probamos Vuna, el falso atún vegano que realmente parece y sabe a atún de lata (pero de gama muy baja)
En DAP | Probamos el nuevo beicon vegano que presume de ser el más crujiente del mercado (y chisporrotea al cocinarlo)

Temas
Inicio