Compartir
Publicidad

Carmencita o la buena cocinera

Carmencita o la buena cocinera
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os quería hablar de un recetario clásico de cocina española, que más de uno tendréis en un vuestras estanterías: Carmencita o la buena cocinera. Lo conocía como libro de referencia, como el 1080 recetas de cocina de Simón Ortega, pero no fue hasta este verano cuando entró a formar parte de mi biblioteca gastronómica.

He dicho cocina española, pero también incluye recetas de cocina francesa o americana. Está dividido en sopas, potajes, carnes, aves y caza, croquetas, lenguas,higados, riñones, patas y callos de ternera, pescados, bacalaos,arroz,relenos, verduras, patatas,tortillas, huevos, varios guisos, salsas, ensaladas; frituras, embutidos, conservas, repostería, dulces, helados y licores. A primera vista engaña por su tamaño, pero tiene infinidad de recetas y con letra pequeña..

El libro, pequeñito y con una ilustración que revela los años que tiene, recoge las recetas que doña Eladia fue recopilando y escribiendo para su hija. En su prólogo, la autora nos explica que en un principio esta selección de recetas la hizo para su hija, pero “pero varias amigas mías sosteniendo, no se si con razón, que la claridad de las explicaciones, lo bien combinado de ciertos guisos y el exacto cálculo de las cantidades hacían dichas fórmulas de aplicación general, me han animado a publicarlas...”

Realmente hay recetas que llaman la atención el helado de tomate, los quesitos helados, las croquetas de coliflor o incluso la receta de sobrasada mallorquina, que a ver si me animo a hacerla ya que en casa somos muy aficionados a este manjar balear.

Merece la pena la sección de licores, que para los amantes de estas bebidas caseras, este libro hará sus delicias. Aunque este apartado es un poco breve, podemos encontrar recetas sencillas y muy ricas como el agua de azahar, la ratafía o el licor de comandante.

Por último, el libro incluye unas curiosas secciones como un menú tipo para toda la semana, con cenas y comidas; un vocabulario para su uso en América Latina ( por ejemplo guisantes y arvejas). Y una serie de consejo, que destilan una sencillez mezclada con sabiduría, propia de las madres como:

  • Las naranjas dulces solamente lo son los meses del año que no tienen r, que son mayo, junio, julio y agosto.
  • Siempre que para guisar se use perejil, debe machacarse, porque entero, si se quema, repugna.

Carmencita o la buena cocinera

Escritora Eladia M, viuda de Carpinell Ediciones Librería Universitaria Trigesima nona edición ISBN 84-89978-16-6 Precio 5.50€

En Directo al Paladar | Las recetas de Caperucita y Micifuz En Directo al Paladar | La cocina gitana de Matilde Amaya

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos