Compartir
Publicidad
Publicidad

Arzúa Ulloa, cata de queso

Arzúa Ulloa, cata de queso
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Arzúa Ulloa es el queso gallego por excelencia, aunque en el resto del país sea más conocido el de tetilla. La zona de producción de leche dedicada a la elaboración de los quesos D.O. Arzúa-Ulloa comprende los municipios de las comarcas de Arzúa, Melide, A Ulloa y Chantada, además de otros cercanos en las comarcas de Santiago, Ordes, Betanzos y Lugo.

Este es un queso con forma de disco y tamaño medio, elaborado con leche de vaca, procedente de las razas rubia gallega, frisona, pardo-alpina y sus cruces. De las tres variedades que se pueden encontrar: curado, de granja y de pasta blanda, es de este último del que vamos a hablar hoy.

De corteza lisa, fina y de color amarillo, se rinde dócil ante el cuchillo, procurando un corte fácil que deja adivinar la textura cremosa que se esconde en su interior. Una vez abierto ya advertimos su cremosidad: al presionar sobre la corteza, el interior se muestra compacto, con ojos, elástico y tierno, de un uniforme color marfil, desprendiendo un olor a leche fresca que invita a probarlo.

Queso Arzúa Ulloa. Corte

El cuchillo lo traspasa sin problemas devolviéndonos una tajada que se muestra dúctil, muy agradable en boca, con un sabor cercano a la mantequilla, aunque algo más suave, de acidez baja y con un ligero punto de sal. Se adivina graso en el paladar, y esa característica promete una muy buena capacidad de fundido, que pasa de la promesa a la realidad.

Queso Arzúa Ulloa. Textura

Fundido de Arzúa Ulloa

Funde estupendamente, ofreciendo una textura muy agradable y fácil de comer. Conserva el calor durante un buen rato, mostrándose blando y elástico mientras espera en la mesa. Al tener un sabor suave combina bien al fundir con diversos productos, respetando el sabor de estos y brindando un buen lecho para gambas, pimientos de piquillo o chistorra entre otros.

Su textura y sabor suaves lo hacen ideal a la hora de degustarlo crudo con productos dulces. Nosotros lo hemos probado con miel de brezo sobre tostadas, y también con dulce de membrillo, resultando ambas combinaciones muy sabrosas y en buena unión.

Un queso que una vez descubierto no dejará de estar presente como un básico en muchas de nuestras neveras.

Más información | Concello de Arzúa
En Directo al Paladar | Mimolette o Boule de Lille, cata de queso
En Directo al Paladar | El Grana Padano, cata de queso italiano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos