Compartir
Publicidad

El último regalo de Stephen Hawking después de morir: una comida de Pascua para los más necesitados

El último regalo de Stephen Hawking después de morir: una comida de Pascua para los más necesitados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Stephen Hawking, una de las mentes más brillantes del mundo, falleció el pasado 14 de marzo. Fue una enorme pérdida de la que no somos aún del todo conscientes, pero sin duda su legado seguirá presente durante mucho tiempo, no solo por su haber dado forma a la ciencia moderna. Su propia vida ha inspirado a millones de personas, y el último gesto que lo ejemplifica lo realizó después de su muerte, el día de su funeral en Cambridge.

Al mismo tiempo que se celebraba la misa en la catedral de la ciudad, la asociación FoodCycle servía su tradicional comida de Pascua a los más necesitados, esta vez con un aporte muy especial. La familia del profesor había hecho una donación en su nombre para que los asistentes pudieran disfrutar de un verdadero menú festivo, un “regalo de parte de Stephen”.

Un conmovedor y dulce gesto de despedida

FoodCycle es una asociación británica sin ánimo de lucro que lleva años trabajando para combatir el hambre y fortalecer las comunidades locales reduciendo al mismo tiempo el desperdicio alimentario. Mediante a la colaboración de los voluntarios organizan diferentes actividades en las que cocinan y sirven comidas a todo aquel que lo necesite, divulgando además valores de educación nutricional.

También luchan contra la soledad de las clases más desfavorecidas, por eso consideran tan importante organizar comidas especiales en fechas señaladas, como puede ser la Pascua. Y este año los asistentes al evento del pasado sábado 31 de marzo pudieron disfrutar de una Pascua mucho más especial gracias a la misteriosa donación de parte de Stephen Hawking.

Según cuenta Alex Collis, mánager de la división regional de Cambridge de FoodCycle, fue Lucy Hawking, hija del profesor, quien se puso en contacto con ellos unos días antes de la fiesta. La familia quería hacer una donación en nombre de su padre recientemente fallecido para que los vecinos de su ciudad pudieran disfrutar de una verdadera Pascua al mismo tiempo que se celebrase el funeral del científico.

Lucy Hawking contactó conmigo y mencionó que a la familia le gustaría hacer una donación para que, mientras tuviera lugar el funeral, la gente estuviera sentada a la mesa de una comida caliente invitados “por Stephen”. Fue un gesto realmente muy amable que creo que encaja bien con la simpatía que el profesor Hawking sentía por las personas que están pasando un mal momento.

Los asistentes a la comida, unas 50 personas, recibieron sus platos con una simpática tarjeta que indicaba que el almuerzo era un regalo de Stephen, cortesía de la familia Hawking. Además, según informó la cadena ITV, la donación hecha en su nombre permitiría alimentar todavía a cientos de personas.

Dulces de Pascua

Es un pequeño gesto que podría quedarse en solo una anécdota, pero creo que hoy en día necesitamos más que nunca leer noticias como esta. Y es un gran ejemplo de cómo Stephen Hawking seguirá inspirando a millones de personas incluso después de su muerte.

Fotos | lwpkommunikac - FoodCycle Cambridge
En Directo al Paladar | Hannah Glasse, la anónima cocinera que enseñó a cocinar a medio Reino Unido y dio nombre a las hamburguesas
En Directo al Paladar | Una cervecera detiene su producción para enlatar agua destinada a las víctimas del huracán Harvey

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio