Publicidad

KeepCool, un invento murciano para conservar mejor frutas y verduras en largas distancias

KeepCool, un invento murciano para conservar mejor frutas y verduras en largas distancias
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En el sector hortofrutícola español las exportaciones juegan un papel fundamental, y cada vez las frutas y verduras de nuestro país llegan a rincones más lejanos del planeta. Esto no es fácil, ya que el transporte a largas distancias siempre afectará al producto, y son muy importantes las condiciones en las que llegan a su destino final. Para mejorar esta cuestión, un grupo de investigadores murcianos acaba de lanzar KeepCool, un sistema que permite conservar mejor y durante más tiempo vegetales frescos.

Las frutas, verduras y flores, una vez recolectadas, empiezan a deteriorarse irremediablemente. Fundamentalmente les afecta la humedad y los propios gases que emiten de forma natural, concretamente el etileno, que acelera la maduración. El almacenaje para su transporte y distribución debe hacer frente a estos dos grandes problemas para que frutas y verduras no lleguen demasiado maduras o estropeadas, y aún así lo habitual es que los productos pierdan volumen y color.

Keepcool

Se suelen recolectar muchas variedades antes de su punto óptimo de maduración precisamente para que una vez en su destino hayan madurado en el trayecto, aunque el resultado final no es el mismo que si se consume directamente del árbol en su momento. Las grandes empresas exportadoras pueden recurrir a cámaras de conservación especiales para evitar el deterioro de la mercancía, sobre todo para cubrir distancias muy largas, pero son equipos normalmente excesivamente caros.

Los desarrolladores de KeepCool, con el ingeniero Juan José Caravaca de Nuevas Tecnologías Agroalimentarias al frente, han presentado recientemente su sistema de conservación, mucho más simple y sencillo de utilizar, ya que se basa en unos filtros de absorción que limpian el aire, transformando el etileno en dióxido de carbono y eliminando los posibles microorganismos. Las pruebas realizadas con productos como brócoli, melón, sandía o tomate han sido muy positivos, y ya se está usando a nivel profesional.

Son buenas noticias para el sector que siempre agradecerá cualquier ayuda extra para poder sacar adelante sus producciones, algo que no es tarea en absoluto fácil. También resulta reconfortante comprobar que sigue habiendo iniciativas emprendedoras como esta en el campo de la investigación y desarrollo, aunque los ingenieros e investigadores no siempre cuenten con todo el apoyo que se podría desear.

Más información | KeepCool
En Directo al Paladar | El posible futuro de las impresoras de comida 3D: productos saludables que "crecen" por sí mismos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir