Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo hacer helados y sorbetes en casa I. Receta

Cómo hacer helados y sorbetes en casa I. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El verano es el momento ideal para tomar y preparar deliciosos y nutritivos helados y sorbetes en casa. Ideales para un postre refrescante o para saciar el apetito entre comidas cuando el calor aprieta. A nosotros lo casero siempre nos sabe mejor y nos da que no somos los únicos que lo vemos de esta manera, de modo que os contamos cómo hacerlos en casa.

Antes de entrar en materia haremos una primera distinción entre helados y sorbetes. Los helados son elaboraciones que parten de una crema inglesa (leche, huevo y azúcar) aromatizada. Sin embargo los sorbetes se elaboran a partir de zumos de frutas endulzados con almíbar y son más ligeros que los helados. Hoy nos centramos en cómo hacer helados en casa y dejamos para otro post la técnica de los sorbetes.

Utensilios básicos para hacer helados caseros

Elaborar helados en casa es muy sencillo. No se requiere del control de ninguna técnica especial ni se necesitan ingredientes ni utensilios extraños. Es bastante probable que todo lo que se requiere lo tengamos a mano en nuestras cocinas: cacerola, varillas, colador, cuencos y recipiente apto para congelador.

Podemos usar una heladera eléctrica que remueva la crema de forma automática y rompa los cristales de hielo que se forman por efecto de la congelación, pero no es necesario. Si no tenemos heladora (como es mi caso) podemos hacerlo manualmente, removiendo y batiendo la crema con unas varillas o un tenedor a intervalos regulares, mientras se congela.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Leche entera 1 l
  • Yemas de huevo 6
  • Clara de huevo (opcional) 2
  • Canela en rama 1
  • Limón 1
  • Harina de maíz refinada (Maizena) 30 g
  • Azúcar 275 g
  • Mantequilla 30 g

Cómo hacer helado mantecado

Dificultad: Media
  • Tiempo total 8 h 35 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 8 h

Como este es nuestro primer helado, vamos a empezar por la receta básica de helado mantecado. Es la más sencilla y de ella parten otros helados de sabores que podemos probar a hacer una vez nos sintamos cómodos con esta receta.

Vertemos las leche en una cacerola y le añadimos la rama de canela y la piel de medio limón. Calentamos y, justo antes de que empiece a hervir, retiramos del fuego, tapamos y dejamos infusionar durante 15 minutos. Mientras tanto, en un cuenco amplio, batimos la mantequilla con las yemas de huevo, el azúcar y la harina de maíz refinada.

Paso A Paso 1 Helados Caseros

Transcurrido el tiempo de reposo de la leche, retiramos la rama de canela y la piel del limón. Añadimos la mezcla del cuenco y removemos con unas varillas hasta obtener una mezcla sin grumos. Calentamos la mezcla a fuego suave y removemos sin parar. Cuando haya espesado y alcanzado el punto de rosa, que es cuando la crema cubre el dorso de la cuchara, retiramos del fuego. Es muy importante que no hierva, ya que se cortaría la crema.

Colamos la crema dentro del recipiente que vayamos a introducir en el congelador y la dejamos enfriar sobre otro recipiente lleno de agua con hielo. Al enfriar la crema con rapidez se consigue un efecto de esterilización similar a la pasteurización y minimizamos el riesgo de contaminación del helado. Una vez fría la mezcla, introducimos el recipiente en el congelador.

Si tenemos heladora eléctrica, seguimos las instrucciones del fabricante para el mantecado del helado. Si no disponemos de ella mantecamos la mezcla de forma manual, sacando el recipiente cada dos horas y batiendo la crema para evitar la cristalización. Yo he hecho esta operación cuatro veces y la última le he añadido dos claras montadas a punto de nieve para aportar cremosidad al helado, pero esto es opcional.

Paso A Paso 2 Helados Caseros

Aconsejamos no hacer mucha cantidad si no se va a consumir rápido pues gran parte de los nutrientes se pierden con el tiempo. Además, si el helado se deja muchos días en el congelador este también pierde en sabor y textura.

Con qué acompañar el helado mantecado casero

Como mandan las tradiciones, el helado mantecado casero va de maravilla con un cucurucho de barquillo aunque se puede servir en copa, con unos trozos de frutos secos en la superficie y algún sirope (chocolate, c aramelo, fresa, etc) que le de un punto de sabor extra. También lo podemos servir con fruta fresca troceada.

En Directo al Paladar | Cómo hacer helados y sorbetes en casa II. Receta En Directo al Paladar | Helado cremoso de vainilla sin heladera. Receta fácil y rápida

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos