Compartir
Publicidad

Galletas de piñones, receta para un momento de capricho

Galletas de piñones, receta para un momento de capricho
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para desayunar soy de dulce sobre todo si lo hago muy temprano. Una cosa es que tomes a las 11 de la mañana un tentempié salado, pero antes de las siete, necesito azúcar. Por este motivo bizcochos y galletas o pastas suelo hacer para diario, y si viene alguna visita, elaboro alguna un poco más especial, como estas galletas de piñones.

Como los piñones tienen el precio por las nubes, también podéis sustituirlos por cualquier otro fruto seco, o incluso fruta deshidratada. Ya sabéis que según qué cosas no hay problema en variar una receta, o sea que con esta deliciosa base de mantequilla, inventad vuestras propias galletas caseras.

Ingredientes

Para 40 unidades
  • Mantequilla a temperatura ambiente 200 g
  • Azúcar glasé 125 g
  • Huevo M 1
  • Sal
  • Vainilla
  • Piñones 100 g
  • Harina de repostería 400 g

Cómo hacer galletas de piñones

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Mezclamos en un cuenco la mantequilla con el azúcar y el huevo con la pizca de sal. Agregamos el extracto o semillas de vainilla y poco a poco la harina hasta que tengamos una masa suave, ligeramente grasa, pero que podamos manejar. Añadimos la mitad de los piñones y formamos una bola aplastada, envolvemos en film transparente y refrigeramos durante al menos una hora. Calentamos el horno a 180º calor arriba abajo.

Pasado el tiempo de reposo estiramos la masa, entre dos papeles de horno, con un grosor de unos 6mm, más o menos, cortamos formas con un cortapastas o vaso y colocamos sobre una bandeja de horno antiadherente o bien forrada de papel de horno.

Pincelamos las galletas con huevo batido y espolvoreamos el resto de piñones encima. Horneamos durante 15 minutos, más o menos, dependiendo del horno, hasta que las galletas tengan un ligero tono dorado. Sacamos del horno, dejamos sobre la bandeja cinco minutos y pasamos con cuidado a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Galletas de piñones. Receta paso a paso

Con qué acompañar las galletas de piñones

Las galletas de piñones son una auténtica delicatesen. Con una buena mantequilla y este fruto seco tan rico ya podéis imaginaros el resultado de estas pastas tan finas. Para conservarlas, como siempre, mantenedlas alejadas de la humedad, a poder ser, en una lata hermética.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio