Publicidad

Kardinalschnitten o rebanadas de cardenal, receta de postre para impresionar en una ocasión especial

Kardinalschnitten o rebanadas de cardenal, receta de postre para impresionar en una ocasión especial
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Será que me van los nombres de postres de pronunciación casi imposible, pero esta dulce receta de kardinalschnitten o rebanadas de cardenal hacía tiempo que me guiñaba el ojo para que me animara a hacerla y por fin hace unos días me surgió una ocasión que no quise dejar pasar.

Este pastel, de apariencia ligera y elegante, requiere ser elaborado con rapidez para obtener un buen resultado, por eso es aconsejable que tengáis preparadas dos mangas pasteleras y usarlas una después de otra sin demorarnos demasiado. En ocasiones se rellena con mermelada además de nata, pero yo preferí no recargarlo más.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Clara de huevo (para el merengue) 4
  • Azúcar 6 cucharadas (para el merengue)
  • Cremor tártaro 1/2 cucharita de café (para el merengue)
  • Azúcar glasé 3/4 de taza (para el merengue)
  • Yemas de huevo (para el bizcocho genovés) 4
  • Huevos (para el bizcocho genovés) 4
  • Azúcar (para el bizcocho genovés) 100 g
  • Harina de repostería (para el bizcocho genovés) 139 g
  • Maizena (para el bizcocho genovés) 10 g
  • Nata líquida para montar (para el relleno) 500 ml
  • Azúcar 2 cucharadas (para el relleno)
  • Café soluble 3 cucharaditas (para el relleno)

Cómo hacer kardinalschnitten o rebanadas de cardenal

Dificultad: Media
  • Tiempo total 2 h
  • Elaboración 1 h 20 m
  • Cocción 40 m

Empezamos untando de mantequilla una bandeja de horno. Cortamos tres tiras de papel de horno del largo de la bandeja y las ponemos en la bandeja ligeramente separadas, procurando que queden bien pegadas a la placa para que no se nos levanten. Después, montamos un merengue bien firme. En un bol ponemos las 4 claras, las 6 cucharadas de azúcar y la punta de cremor tártaro y batimos un poco a mano para asegurarnos que no queda azúcar ni cremor por los bordes, después batimos con las varillas a velocidad media y cuando ya han cogido consistencia, subimos a velocidad alta y batimos durante unos tres minutos.

Tienen que quedar muy montadas. Cuando están muy firmes le añadimos el azúcar glasé tamizado. Primero la mitad y después el resto, realizando con una espátula movimientos envolventes de arriba abajo, hasta que esté todo bien integrado. Ponemos el merengue en la manga pastelera con boquilla lisa grande y, sobre cada tira de papel, hacemos tres tiras de merengue. Deberemos tener en cuenta que si movemos la manga muy rápido las tiras salen mas finas, si vamos mas lento son más gruesas. Hay que pillar el término medio e intentar hacer unas tiras lo más parejas posible.

Reservamos la bandeja con el merengue, así mientras se endurece, y precalentamos el horno a 150º. A continuación, montamos la masa genovesa. En el mismo bol sin limpiar (si nos ha sobrado merengue también lo podemos dejar), echamos las ocho yemas de huevo y el azúcar. Procedemos igual que antes batiendo primero un poco a mano para mezclar el azúcar y luego en la amasadora a velocidad media y para terminar a velocidad alta. Tiene que quedar una crema pálida muy montada.

Añadimos la harina tamizada con la maizena y mezclamos con movimientos envolventes procurando que la mezcla no pierda aire. Incorporamos las claras batidas a punto de nieve y mezclamos también con movimientos envolventes. Ponemos en una manga con la misma boquilla y rellenamos los espacios entre el merengue con ella. Metemos la bandeja en el horno precalentado a 150º durante 40 minutos. Para conseguir que no se condense aire dentro del horno y la masa quede bien seca, podemos usar una cuchara de madera para que la puerta del horno quede semiabierta, a modo de tope.

Sacamos la bandeja del horno y reservamos. Mientras, montamos la nata con el azúcar y el extracto de café, yo lo hice con la Thermomix pero podéis usar cualquier robot que tengáis, o unas varillas eléctricas. Por último, montamos el pastel. Escogemos la capa que mejor haya quedado para ponerla la última. Retiramos el papel de horno y colocamos una primera capa de bizcocho y merengue sobre la bandeja de servir, la cubrimos con la mitad del relleno, seguimos con la siguiente capa de bizcocho y merengue, la otra mitad del relleno y la última capa de masa, apretando ligeramente para asentar las capas. Con una espátula extendemos el sobrante de relleno de los laterales. Ponemos en la nevera hasta el momento de servir, al menos una hora. Justo antes de cortarla, la espolvoreamos de azúcar molido.

Dap Paso A Paso 5

Con qué acompañar el kardinalschnitten o rebanadas de cardenal

Aunque parezca lo contrario, esta receta de kardinalschnitten o rebanadas de carnaval no es tan complicada de preparar. Id con cuidado a la hora de cortar el pastel para que no se rompa, para ello es mejor que limpiéis el cuchillo después de cortar cada rebanada, así evitaréis también ensuciar el corte.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir