Publicidad

Pastas danesas de mantequilla: receta para rellenar la típica caja azul metálica de todas las casas

Pastas danesas de mantequilla: receta para rellenar la típica caja azul metálica de todas las casas
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Quién no tiene recuerdos de la mítica lata metálica azul llena de galletas de mantequilla? Las pastas danesas eran un capricho de mi padre cuando era niña, antes que yo empezara a hornear los dulces familiares, y siguen siendo un producto que no falta en los comercios. No me pude resistir a hacerme con el cortador especial para recrear las galletas de mantequilla danesas en casa.

He seguido la receta del blog Kokken, a partir de una versión de Pierre Hermè, y aunque el sabor no es exactamente igual a como yo recuerdo las galletas de la caja azul, son unas pastas fantásticas. Utilizad la mejor mantequilla que podáis encontrar y el resultado mejorará muchísimo.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Mantequilla sin sal atemperada 190 g
  • Sal gruesa 1/2 cucharadita
  • Esencia de vainilla 1/4 cucharadita
  • Azúcar glasé tamizado 80 g
  • Clara de huevo a temperatura ambiente 30 g
  • Harina de repostería 230 g
  • Azúcar para decorar

Cómo hacer pastas danesas de mantequilla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 1 h

Colocar la mantequilla ablandada en un cuenco profundo y añadir la sal. Batir con batidora de varillas hasta dejar una textura cremosa, agregar el azúcar glasé y batir unos minutos más para conseguir una mezcla esponjosa y homogénea. Incorporar la vainilla y la clara de huevo, batiendo ligeramente.

Añadir por último la harina y mezclar bien hasta tener una masa homogénea y suave. Dividir en dos, envolver cada una en plástico film, formando discos finos, y dejar enfriar en la nevera como mínimo una hora. Precalentar mientras tanto el horno a 175ºC y preparar un par de bandejas con papel sulfurizado.

Estirar una porción de masa sobre papel sulfurizado o una superficie ligeramente enharinada, dejando un grosor de unos 4-5 mm, y recortar las galletas con el cortador adecuado. Distribuir en las bandejas y decorar con azúcar, si se desea. Hornear durante unos 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Pastas Danesas Pasos

Con qué acompañar las pastas danesas

Las pastas danesas de mantequilla aguantan muy bien si se guardan en frío dentro de un recipiente hermético, mucho mejor si tenemos una caja azul metálica clásica que podamos reutilizar. Deliciosas acompañando el café o té de media tarde.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir