Compartir
Publicidad

Pastel de plátano Kéik me Banána. Receta de postre

Pastel de plátano Kéik me Banána. Receta de postre
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El plátano es una de las frutas que más me gusta y mejor tolero. No es un secreto que es un buen reconstituyente por su alto aporte de potasio, y como más los disfruto es sin ninguna transformación, recién pelados y a poder ser, cuando tengo mucha hambre. Pero de vez en cuando los invito a una fiesta en la que son los protagonistas, vestidos de harinas y mantequillas, moldeados al horno, en pudings, macedonias, con yogur… ellos se hacen a todo y nos regalan, agradecidos, su inconfundible aroma.

Hoy algunos de los plátanos que dormían en mi frutero han querido rendir un homenaje a Grecia sumergiéndose en una de sus recetas típicas, el pastel de plátano Kéik me Banána, delicioso, dulce y esponjoso.

Ingredientes para seis personas

Dos plátanos grandes, un vaso de coñac o ron, un vaso de agua (un vaso= 100 ml.), 125 gr. de harina, una cucharadita de levadura química, 180 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 gr. de azúcar, una cucharada de azucar con aroma de vainilla, 4 huevos.

Elaboración del pastel de plátano Kéik me Banána

Preparación

Precalentamos el horno a 180º. En una cazuela ponemos los plátanos pelados y troceados, el agua y el licor, y calentamos unos minutos hasta que el platano esté blando. Retiramos del fuego y con la ayuda de un tenedor machacamos y mezclamos hasta obtener una pasta. Reservamos.

Preparación

Batimos los huevos con el azúcar y la mantequilla reblandecida y cuando esté bien mezclado añadimos la pasta de plátano, removiendo hasta obtener una pasta homogénea . En un bol ponemos la harina, la levadura y el azúcar vainillado, añadimos la mezcla anterior y mezclamos bien.

Tomamos un molde rectangular, lo untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina, eliminando el sobrante que no quede adherido a las paredes. Repartimos la masa y horneamos entre 45 y 60 minutos. El pastel estará hecho cuando al traspasar con una brocheta esta salga limpia sin restos de masa.

Tiempo de elaboración | 90 minutos
Dificultad | media

Degustación

Esta receta de pastel de plátano Kéik me Banána es una buena referencia para aprovechar los plátanos que hayan quedado en el frutero un poco olvidados y que hayan perdido su irresistible atractivo natural. Se puede tomar como desayuno, postre o merienda, acompañado de un buen café o té.

En Directo al Paladar | Flan de plátano. Receta
En Directo al Paladar | Bombón de fresa y plátano. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos