Compartir
Publicidad
Publicidad

Semifrío de cerezas, arándanos y yogur. El helado más fácil del mundo con el que lucirse sin esfuerzo

Semifrío de cerezas, arándanos y yogur. El helado más fácil del mundo con el que lucirse sin esfuerzo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los semifríos son postres helados perfectos para servir si tenemos invitados ya que son muy fáciles de preparar y siempre quedan bien a la hora del postre. Me gusta más su nombre en italiano, semifreddo, aunque también tengo debilidad por el equivalente alemán, Eis Schnitten, que hace referencia a su corte en rebanadas. Este semifrío de cerezas, arándanos y yogur se prepara elabora en un momento, no requiere máquina de helados y es genial para aprovechar la fruta de temporada.

A medio camino entre helado, tarta fría y mousse, los semifríos son básicamente una masa láctea enriquecida con huevo que se congela tradicionalmente en un molde rectangular. Es importante usar nata de buena calidad y alto contenido en grasa, ya que en esta receta solo usaremos claras de huevo sin añadir yemas. La combinación de picotas y arándanos me parece deliciosa y va muy bien con el toque de yogur, pero podemos usar otras frutas como frambuesas, moras o ciruelas.

Ingredientes

  • 300 g de cerezas o picotas, 125 g de arándanos, 4 claras de huevo, 100 g de azúcar, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, ralladura de 1/2 limón, 200 ml de nata para montar, 200 g de yogur natural, 1 pizca de sal.

Cómo hacer semifrío de cerezas, arándanos y yogur

Lavar bien la fruta y deshuesar las cerezas. Podemos dejarlas partidas por la mitad o picarlas en piezas más pequeñas, si fueran demasiado grandes. Los arándanos más gordos también se pueden cortar por la mitad, pero recomiendo dejar los más pequeñines enteros. Procurar conservar los jugos que suelten, darán color y sabor al semifrío.

Cortar una pieza de plástico film lo suficientemente grande como para cubrir por completo un molde rectangular de tipo plumcake, procurando que sobresalga un poco. Humedecer las paredes del molde y forrar con el plástico. Colocar la nata y el recipiente donde vayamos a batirla en el congelador unos minutos.

Empezar a batir las claras de huevo hasta que empiecen a montarse. Añadir 50 g del azúcar y batir más hasta que estén muy espesas y formando picos. Limpiar las varillas de la batidora y montar la nata en el recipiente que tenemos en el congelador junto con el resto del azúcar. Añadir la esencia de vainilla, la ralladura de limón y la pizca de sal. Incorporar el yogur y batir un poco más.

Empezar a agregar la combinación de nata a las claras, mezclando suavemente y poco a poco con movimientos envolventes. Añadir las cerezas con sus jugos y remover un poco. Echar también los arándanos y terminar de incorporar todo de forma homogénea.

Llenar el molde con cuidado, igualando la parte superior con el dorso de una cuchara. Congelar durante al menos 4 horas o toda la noche. Sacar unos 10 minutos antes de servir, desmoldar en una fuente y cortar en rebanadas.

Semifrio de Cerezas y Arandanos. Pasos

Tiempo de elaboración | 20 minutos + congelación
Dificultad | Fácil

Degustación

Aunque es un postre ideal de verano, este semifrío de cerezas, arándanos y yogur es adecuado para todo el año, usando fruta congelada o con otras variedades. La verdad es que a veces en Murcia hace demasiado calor y hay que servir las porciones rápidamente porque se descongela con facilidad, aunque eso lo hace más agradable al degustarlo, suavizando su textura. Podemos tomarlo tal cual o añadir chocolate, unas hojitas de menta o fruta fresca por encima.

En Directo al Paladar | Semifrío de frambuesas. Receta de Lorraine Pascale
En Directo al Paladar | Cómo conservar las bayas y los frutos del bosque en la nevera durante más tiempo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos