Compartir
Publicidad

Tarta de peras al vino tinto

Tarta de peras al vino tinto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se trata de un postre que confiere un intenso y rico sabor al paladar, la tarta de peras al vino tinto es una preparación ideal para esta época del año donde podemos encontrar distintas variedades de peras, aunque es un poco laboriosa, el resultado merece la pena.

Los ingredientes (la base) 150 gramos de chocolate amargo, 150 gramos de mantequilla, 250 gramos de azúcar glass, 1 yema, 6 huevos y 150 gramos de harina. Para el relleno ¼ de litro de vino tinto, 100 gramos de azúcar, 1 rama de canela, ¼ de litro de vino blanco, 1 vaina de vainilla, 1 kilo y medio de peras, 80 gramos de chocolate blanco, 80 gramos de chocolate amargo, 6 hojas de gelatina, 60 gramos de azúcar glass, 6 yemas de huevo y 1 clara, 450 gramos de nata montada, 60 gramos de pasas de corinto y 2 cucharadas de licor de naranja. La preparación (la base) Derrite el chocolate amargo al baño maría, mientras bate la mantequilla con 125 gramos de azúcar, en otro bol, mezcla los huevos con la yema y el resto del azúcar hasta que veas que obtienes una crema homogénea.

Añade a la mezcla de la mantequilla el chocolate, la mezcla de los huevos y la harina, mezcla todos los ingredientes hasta que veas que obtienes una masa homogénea. Prepara un molde de tarta previamente enmantequillado y enharinado, rellena con la masa resultante y cuece en el horno a 180º C unos 40 minutos o hasta que veas que está hecho y dorado, utiliza el truco del palillo para ello.

El relleno Dispón un cazo grande a fuego suave con 50 gramos de azúcar, la rama de canela y el vino tinto, dispón otro cazo grande con el vino blanco, el azúcar restante y la vainilla. Pela y corta las peras en gajos, incorpora dos terceras partes de los gajos al vino blanco hirviendo y el resto al cazo del vino tinto. Cuece estas dos preparaciones unos 8 minutos.

Ralla los dos tipos de chocolate y derrítelos al baño maría, dispón también la gelatina en remojo. Escurre las peras de la cocción de vino blanco y corta la base superior de la de la tarta para que quede una superficie completamente plana.

Forra un molde con papel de horno y coloca en él la base de la tarta, bate las yemas con 50 gramos de azúcar glass hasta que obtengas una mezcla blanquecina y monta las claras bien fuertes con el azúcar glass restante.

Incorpora las claras que has montado a la preparación de las yemas, añade el licor y las pasas. Mezcla también la preparación de los chocolates, la nata y la gelatina derretida.

Reparte 4 cucharadas de la mezcla obtenida sobre la base de la tarta, dispón también sobre ella las peras de la cocción de vino blanco y termina cubriendo con el resto de la crema. Decora finalmente con las peras del vino tinto disponiéndolas de modo decorativo.

Introduce el molde en la nevera durante unas horas hasta que veas que ha cuajado perfectamente. Desmolda y cubre con nata montada espolvoreada con cacao.

La degustación Desde luego es una laboriosa preparación y debes disponer de bastante tiempo para ella, pero está exquisita. ¡Que aproveche!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos