Compartir
Publicidad

Algo básico en la despensa, la conserva

Algo básico en la despensa, la conserva
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La verdad es que las conservas llenan de vida una despensa, además nos permite disfrutar de un producto elaborado por nosotros mismos como hacían antaño nuestros mayores y con una ventaja añadida que es hacer frente a cualquier eventualidad, ya sean unos invitados o la carencia momentánea de un determinado producto.

Si deseas iniciarte en la elaboración de conservas, aconsejamos empezar por las confituras o mermeladas. Es un proceso muy fácil y gratificante, ya que es producto de tu trabajo.

Como ya sabemos, existe una gran variedad de mermeladas comerciales, pero tenemos la oportunidad de realizar nosotros mismos nuestra propia mermelada. Podemos endulzarla a nuestro antojo y así disfrutar de una mermelada baja en azúcar y muy natural, sin aditivos ni conservantes. Muchas personas creen que elaborar una conserva es un proceso complicado. ¡Para nada!, sólo se deben conocer una pequeñas reglas y ser muy meticuloso en cuanto a la higiene.

mermelada.jpg

Una vez sabemos realizar un tipo de conserva, podemos darle rienda suelta a nuestra imaginación y preparar cualquier otra.

Las reglas basicas son Los botes deben estar esterilizados. Procura mantener un equilibrio entre la cantidad de azúcar y la pectina de la fruta que utilices. Hay algunas frutas que tienen poca pectina, la piña, el melón... entonces debes mezclar estas frutas con otras que sean más ricas en pectina.

Como preparar una conserva Cuece la fruta en una olla ancha con sólo un poco de agua (la cantidad de agua depende de la fruta que utilices, si es jugosa o no). Una vez que se evapore parte del agua, añade azúcar y remuévelo hasta que coja la textura adecuada, llena los botes y los calientas al baño maria. Cierra entonces los botes y guárdalos cuando se hayan enfriado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio