Mini pizzas de calabaza con queso azul y sobrasada: receta fácil ideal para variar los sabores típicos

Mini pizzas de calabaza con queso azul y sobrasada: receta fácil ideal para variar los sabores típicos
1 comentario
15 votos

Una de las ventajas que tienen las calabazas es que podemos aprovecharlas todo el año, a pesar de que se asocien al otoño. Y es muy práctico disponer de su pulpa cocida o asada congelada en porciones, con la que podemos preparar recetas tan resultonas como estas mini pizzas de calabaza con queso azul y sobrasada, una combinación de sabores fantástica.

Podemos emplear masa de pizza casera cortada en porciones o sencillamente recurrir a alguna masa comercial de calidad. Empleando puré de calabaza como base en lugar del típico tomate demostramos que el mundo de las pizzas está lleno de posibilidades.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Masa para mini pizza 4
  • Calabaza mediana 1
  • Cebolla dulce 0.5
  • Queso azul 50 g
  • Sobrasada al gusto
  • Mozzarella fresca 0.5
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Tomillo fresco o seco al gusto
  • Pimienta negra molida
  • Orégano seco al gusto

Cómo hacer mini pizzas de calabaza con queso azul y sobrasada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 50 m

Comenzar preparando la calabaza. Se puede cocer o asar en el horno, hasta que la carne esté bien tierna. Cocinarla con la cebolla y triturar junto con un poco de aceite y algo de leche, si fuera demasiado espesa. Tiene que quedar una textura cremosa. Salpimentar.

Precalentar el horno a 200º C y preparar una bandeja. Estirar las masas de pizza y cubrir cada una con una capa de calabaza. Repartir queso azul y sobrasada al gusto. Añadir queso para gratinar y sazonar con orégano y pimienta negra.

Hornear las mini pizzas hasta que el queso se haya fundido bien al punto deseado. Retirar con cuidado. Añadir un poco de tomillo fresco y orégano al gusto antes de servir.

Mini pizzas de calabaza con queso azul. Receta
Un vistazo a…
Tres recetas al horno fáciles y rápidas, para comer bien sin despeinarse

Con qué acompañar las mini pizzas de calabaza

El tamaño reducido de las mini pizzas de calabaza con queso azul y sobrasada es ideal para compartirlas a la hora de la cena, o como parte de un menú informal a la hora de la comida. Incluso se pueden preparar con masas más pequeñas para servir como picoteo del tamaño de un bocado.

15 votos
Temas
Comentarios cerrados
Inicio