Compartir
Publicidad

Solomillo de cerdo con salsa de higos y parmentier de manzana y canela

Solomillo de cerdo con salsa de higos y parmentier de manzana y canela
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una buena pieza de carne multiplica su valor si se acompaña de una buena guarnición. Con el Solomillo de cerdo con salsa de higos y parmentier de manzana y canela tenemos un ejemplo, un bocado combinado te impedirá abrir boca si no es para seguir comiendo.

Los ingredientes 2 solomillos de cerdo, 2 patatas grandes, 2 manzanas (las que te agraden al horno), 100 gramos de mermelada de higos, 5 cucharadas de vino dulce (tipo riesling), 2 cucharadas de caldo de carne, canela en polvo, jengibre en polvo, mezcla de pimientas, tomillo, aceite de oliva y sal.

La preparación Haz las manzanas al horno, si tienes poco tiempo puedes hacerlas en el microondas, lávalas, pínchalas varias veces con el tenedor y hazlas en el microondas durante 5 minutos. Reserva.

Cuece las patatas bien limpias con piel hasta que estén tiernas. Mientras tanto, prepara los solomillos, úntalos ligeramente con aceite y espécialos con un poco de pimienta, tomillo y sal.

solomillo_higos_parmentier_manzana1.png

Pon el horno a calentar a 220º C y dora los solomillos primero en una sartén, durante unos cinco minutos ve dándoles la vuelta hasta que tomen color uniformemente. Después introdúcelos en una fuente engrasada al horno. Deja cocinar unos 10-15 minutos dándoles la vuelta y reduce la temperatura del horno a 190º C, retira cuando la carne esté a tu gusto, puede tardar unos 30 minutos.

Una vez puedas manipular las patatas, pélalas y disponlas en un bol, pela las manzanas júntalas con las patatas, espolvorea 1 cucharadita de canela, ½ cucharadita de jengibre, pimienta y sal al gusto, vierte el aceite que ha quedado en la sartén tras dorar los solomillos y tritura con un tenedor o con la batidora. Si lo quieres un poco más ligero agrega algo de leche y mantequilla.

Pon en un cazo la mermelada de higos, el vino y el caldo, deja cocer hasta que la salsa espese.

Sirve los platos con unas rodajas de solomillo regado con su propio jugo y un poco de salsa de higos, con un aro de emplatar o una flanera, da forma al parmentier de manzana y canela y culmina con una capa de salsa de higos.

La degustación Lo suyo es, como decimos, que en cada bocado entre la carne, el puré y la salsa. Una delicia que te hará repetir. ¡Que aproveche!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos