Compartir
Publicidad

Tapenade de tomates secos con queso de cabra y albahaca. Receta

Tapenade de tomates secos con queso de cabra y albahaca. Receta
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me gusta tener siempre en la despensa tomates secos porque aportan un toque estupendo a multitud de platos. El otro día pensé en convertirlos en el protagonista principal de una receta, y se me ocurrió preparar una crema untable para el aperitivo. El tapenade de tomates secos con queso de cabra resultó toda una delicia simplemente untada sobre unas tostas.

El tapenade más tradicional es una pasta elaborada a partir de aceitunas negras y anchoas, pero se le pueden añadir otros ingredientes. En esta receta el ingredientes estrella son los tomates desecados, y para rebajar un poco su potente sabor lo mezclamos con queso y albahaca fresca.

Ingredientes

  • 60 g de tomates secos, 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo, 6 aceitunas, unas gotas de zumo de limón, 50 g de queso de rulo de cabra, 1-2 cucharadas de queso crema, pimienta negra, tomillo, unas hojas de albahaca fresca.

Cómo hacer tapenade de tomates secos y queso de cabra

Si partimos de tomates secos al natural, es conveniente hidratarlos primero. Podemos dejarlos en agua fría durante unas horas, o al menos dejarlos hidratar en agua al fuego, sin hervir, durante una media hora. Escurrir.

Colocar los tomates en el vaso de una picadora, trituradora o similar. Añadir una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y el diente de ajo picado. Salpimentar ligeramente y triturar un poco.

Añadir el zumo de limón, las aceitunas verdes troceadas sin hueso, un poco de tomillo y unas hojitas de albahaca fresca. Triturar. Incorporar el queso de cabra y triturar de nuevo durante más tiempo, hasta conseguir una pasta más homogénea. Añadir queso crema al gusto hasta conseguir la textura deseada.

Tapenade de tomates secos con queso de cabra y albahaca. Pasos

Tiempo de elaboración | 15 minutos más el tiempo de hidratación Dificultad | Muy fácil

Degustación

Dispondremos el tapenade de tomates secos y queso de cabra en un cuenco bonito o un tarro, y lo podemos servir con unas tostas o rebanadas de pan, preferiblemente crujientes. También podemos directamente preparar las tostas o emplear el tapenade como ingrediente de otros platos. Guardar en el frigorífico en un recipiente cerrado.

En Directo al Paladar | Receta de pasta integral con pimientos asados y tapenade En Directo al Paladar | Bacalao con tapenade de aceitunas negras y tomates. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio