Publicidad

Tarta de tomates gratinados, feta y pesto. Receta

Tarta de tomates gratinados, feta y pesto. Receta
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los que seguís mis recetas habitualmente sabréis que tengo predilección por las tartas saladas y las quichés. Puedo recordar decenas de variedades que he preparado para mis cenas, pero hoy os recomiendo sin duda esta tarta de tomates gratinados, feta y pesto, una deliciosa mezcla de sabores que combinan a la perfección.

Además, es la típica preparación que según el tiempo que tengáis os liará más o menos en la cocina, pues podéis preparar como en mi caso el pesto y la mermelada de cebolla caseros, o bien si tenéis prisa comprar unas conservas de calidad ya hechas.

Ingredientes para cuatro personas

* Para la base: 1 lámina de hojaldre refrigerado, 24 tomates cherry, 1 cucharada de aceite de oliva, 3 huevos L, 200 g de queso feta, 120 ml de nata, sal y pimienta.

* Para la mermelada de cebolla: 3 cebollas, 2 cucharadas de aceite de oliva, un pellizco de tomillo, 1 diente de ajo, 2 cucharadas de azúcar moreno, 100 ml de vinagre balsámico.

* Para el pesto: 15 hojas de albahaca, 2 cucharadas de piñones tostados, 1 diente de ajo, 70 ml de aceite de oliva, 30 g de queso parmesano rallado, sal y pimienta.

Cómo hacer tarta de tomates gratinados, feta y pesto

Comenzaremos preparando la mermelada de cebolla, para ello en una olla combinamos todos los ingredientes y cocinamos durante veinte minutos con la olla tapada, removiendo de vez en cuando. Una vez que pase el tiempo, descubrimos la cazuela y seguimos cociendo durante otros veinte minutos. Reservamos para que se vaya templando.

Para el pesto mezclamos todos los ingredientes excepto el parmesano y lo trituramos hasta que se forme un aliño. Añadimos el queso, y removemos para que vaya espesando. Reservamos tapado con un film en la nevera.

Seguiremos precalentando el horno a 180 grados. En un molde desmontable de tarta estiramos la masa de hojaldre y le pinchamos con un tenedor la base para que no hinche en exceso. La devolvemos a la nevera mientras que se prepara el relleno.

En un bol batimos los huevos junto con la nata, repartimos la mermelada de cebolla en una capa sobre el hojaldre, volcamos la masa de huevos y nata por encima y le desmenuzamos el queso feta. Salpimentamos. Horneamos durante veinticinco minutos hasta que veamos el hojaldre y el queso dorado.

Mientras tanto preparamos en una bandeja pequeña los tomates cherry con una cucharada de aceite de oliva y sal. Metemos unos cinco minutos a gratinar fuerte. A la hora de servir colocamos los tomates gratinados por encima de la tarta y distribuimos el pesto entre ellos.

Tarta de tomates gratinados, feta y pesto

Tiempo de elaboración | 1 hora y cuarto Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta de tomates gratinados, feta y pesto es más complicada de explicar que de hacer, aunque si veis que lleva muchas elaboraciones por separado pero aún así os apetece probarla, os aconsejo que, como os comentaba al principio, os decidáis por alguno de sus pasos en conserva. Aunque el sabor que aportan a la tarta estos ingredientes cuando son caseros es insuperable.

En Directo al Paladar | tarta de espárragos verdes y queso gruyere. Receta En Directo al Paladar | Tarta salada de mozarella, tomates y sardinas. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir