Tartar de queso de cabra y manzana: receta vegetariana de aperitivo refrescante

Tartar de queso de cabra y manzana: receta vegetariana de aperitivo refrescante
5 comentarios
19 votos

Me gustan estos pequeños vasitos de tartar de queso de cabra y manzana, son un entrante estupendo, fresquito y que favorecen una digestión poco pesada. En su origen se dice que el tartar fue una preparación original de las tribus tártaras y en un principio siempre se elaboraba con carne. Ahora tenemos multitud de versiones y la carne de ternera ha dejado paso a pescados, mariscos o incluso frutas, como es el caso del que os traigo hoy.

Yo lo he puesto en pequeños vasos pero queda estupendo, si es para mini bocados, en cucharillas de porcelana o pequeñas salseras. Se coloque donde se coloque lo cierto es que forman sus ingredientes un contraste de sabores muy especial.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Queso de rulo de cabra 0.5
  • Manzana 1
  • Granada 0.5
  • Zumo de limón 0.5
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Perifollo o perejil picado muy fino
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer tartar de queso de cabra y manzana

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Reposo 15 m

Cortar el queso de cabra en tacos pequeños. Cortar la manzana pelada en cuadrados menudos y por último desgranar la media granada. Mezclar todos los ingredientes en un bol.

Exprimir medio limón y mezclar este zumo con las dos cucharadas de aceite de oliva, el perifollo picado u otra hierba, la sal y la pimienta. Mezclar con las frutas y el queso. Remover para impregnar bien.

Paso a paso tartar de queso de cabra y manzana
19 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Un vistazo a…
Tres ensaladas FÁCILES y RÁPIDAS con LEGUMBRES

Con qué acompañar el tartar de queso

Este tartar de queso de cabra y manzana es una alternativa fresca cuando no apetece tomar carne o pescado y además mucho más ligera. Se debe dejar reposar 15 minutos como mínimo en la nevera para que se impregnen bien los sabores, pero hay que procurar que no se sirva excesivamente frío. Riquísimo con unas tostaditas de pan o galletas saladas.

En Directo al Paladar | Ensalada tartar de aguacate y pomelo
En Directo al Paladar | Vasitos de yogur skyr con tartar de aguacate, granada y manzana

Temas
Inicio