Compartir
Publicidad
Publicidad

Risotto de ibérico y boletus. Receta

Risotto de ibérico y boletus. Receta
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando quiero comer rico, sabroso, y de paso triunfar un poquito entre los invitados, hago este risotto de sabor profundo e inconfundible. El jamón ibérico y los boletus componen una sinfonía de aromas que impregna la cocina hasta hacernos caer en la locura, solo esperamos que llegue el momento de lanzarnos sobre el plato y catarlo como si de un buen vino se tratara. Este risotto de ibérico y boletus no merece otro trato.

Uno de los secretos de este plato es, además de la utilización de un arroz indicado para risotto, tener buena mano y no dejar de remover, para que el plato se muestre cremoso y acaricie el paladar.

Ingredientes para cuatro personas

200 gr de picadillo de jamón ibérico, 300 gr de boletus en aceite, 350 gr de arroz arborio, un litro de caldo de jamón, un vaso de vino blanco, una chalota, 50 gr de mantequilla y un chorro de aceite.

Elaboración del risotto de ibérico y boletus

Saltearemos los boletus en aceite para dorarlos ligeramente y que desprendan parte de la gelatina. En una sartén grande ponemos a pochar la chalota picada en mantequilla derretida con un chorro de aceite. Cuando esté pochada, añadiremos el jamón picado y removeremos.

Tras unos minutos a fuego medio, añadimos los boletus, volvemos a remover, y por último echamos el arroz, removiendo una vez más.

Ingredientes

En un cazo mantenemos bien caliente el caldo de jamón. Vertemos el vino blanco sobre el arroz y dejamos que se evapore ligeramente. Cubrimos el arroz de caldo de jamón caliente, y vamos dejando que se absorba. A medida que falte caldo lo iremos añadiendo sin dejar de remover.

El plato está listo en unos veinte minutos de cocción, pero el tiempo es orientativo, ya que depende del fuego que se utilice, de lo caliente que esté el caldo y de la mano de cada uno, por lo que es recomendable ir probando hasta alcanzar el punto deseado. Servir inmediatamente y espolvorear con perejil picado.

No es necesario añadir sal, ya que tanto el caldo como el jamón ibérico aportan suficiente punto de sal.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Este risotto de ibérico y boletus huye del reposo, por lo que es conveniente servirlo recién hecho. Si se desea se puede coronar con unas pequeñas láminas de queso curado; yo suelo rallar un poco de queso de Idiazabal, que lo complementa muy bien.

Para estómagos valientes puede funcionar como primer plato, pero por su contundencia, yo suelo servirlo como primero, precedido por un plato ligero.

En Directo al Paladar | Cómo hacer un risotto
En Directo al Paladar | Risotto de espinacas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos