Compartir
Publicidad

Milanesas de pollo empanizadas y pico de gallo. Receta fácil

Milanesas de pollo empanizadas y pico de gallo. Receta fácil
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las milanesas de pollo empanizadas son una alternativa bastante interesante para una comida con un buen sabor y sobre todo con una textura crujiente siempre atractiva. Es una receta ideal para ofrecer a los más chicos que a veces no suelen estar muy propensos a comer carnes blancas.

Hoy te propongo esta deliciosa receta de milanesas de pollo empanizadas y pico de gallo que te van a encantar así como a tu familia. Es extremadamente sencilla de preparar y bastante rápida ya que podrás tener una comida lista en poco menos de treinta minutos. Nada más para un día laboral de semana.

Ingredientes para dos personas

  • 2 pechugas de pollo, 1 huevo, 10 cucharadas de pan molido, 1 tomate maduro, 1/2 cebolla morada, 1 cucharada (sopera) de cilantro, 1 limón, 1 chile jalapeño, sal y pimienta negra molida.

Cómo hacer milanesa de pollo empanizada y pico de gallo

Para empezar vamos a limpiar bien las pechugas de pollo para cortarlas en dos a lo largo. Las aplanamos ligeramente y sazonamos con sal y pimienta. Batimos el huevo, colocamos el pan molido en un plato. Pasamos la cada pieza de pollo por el huevo y por el pan molido. Repetimos estos dos pasos nuevamente. Colocamos las milanesas en un sartén con aceite bien caliente. Dejamos unos cuatro a cinco minutos de ambos lados.

Mientras tanto prepararemos el salsa pico de gallo y para esto picaremos el tomate al que habremos previamente retirado las semillas. Picamos igualmente la cebolla, el chile jalapeño y el cilantro. Mezclamos los cuatro ingredientes en un cuenco al que agregamos el jugo de limón y sal. Colocamos una generosa cantidad de pico de gallo sobre cada milanesa al momento de servir.

Milanesa Mexicana Receta

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Las milanesas de pollo empanizadas y pico de gallo se disfrutan por supuesto calientes y las puedes servir con un arroz, pastas o verduras asadas, al gusto. Una cerveza clara fría o una copa de vino tinto ligero serán buenos acompañantes para degustar plenamente de esta receta.

Directo al Paladar | Directo al Paladar |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio