Publicidad

Receta de solomillo en costra de pimienta y mostaza

Receta de solomillo en costra de pimienta y mostaza
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta receta de solomillo en costra de pimienta y mostaza os va a sorprender tanto por su sencillez como por su aspecto y apariencia. Con esta sencilla preparación, obtendremos una pieza de carne que podremos consumir cortada en lonchas o filetes, que podemos cocinar a la plancha acompañados de una buena ensalada.

Además, si lo preferimos, también podremos asar la pieza entera como cuando hicimos el estofado de ternera en cocotte o en el horno. De una u otra forma, disfrutaremos plenamente del sabor de este adobo, que entra más profundo que la superficie del solomillo, aportando aromas y sensaciones espectaculares.

Ingredientes

Para 5 personas
  • Solomillo (ternera o buey) una pieza aproximadamente 1.5 kg
  • Mostaza de Dijon 3 cucharadas soperas
  • Pimienta negra en grano (y otras pimientas variadas) 100 g
  • Pimiento verde italiano muy picado 1
  • Pimiento rojo muy picado 1

Cómo hacer solomillo en costra de pimienta y mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 45 m
  • Reposo 24 h

Lo primero que haremos será preparar nuestra pieza de carne, limpiando toda grasa que pueda tener en su superficie, retirándola con ayuda de un cuchillo afilado. Lo mejor es que usemos solomillo, pero otras piezas como la espaldilla pueden ser también buenas para esta preparación. Recordad nuestros consejos para aprovechar bien un solomillo al cortarlo.

Picamos los pimientos en trozos tan pequeños como las bayas de pimienta. Una vez picados, los dejamos sobre papel absorbente y los metemos al horno a 100º para deshidratarlos, durante unos 45 minutos hasta que se queden sin rastro de humedad. En un bol, mezclamos bien todas las bayas de pimienta, y las mezclamos con las semillas de mostaza y los pimientos picados y deshidratados.

Con cuidado, untamos la superficie de la carne de ternera con las tres cucharadas de mostaza, hasta que toda su superficie esté bien cubierta. Extendemos un plástico o film de cocina en la encimera y lo cubrimos con la mitad de la mezcla de semillas.

Colocamos la carne sobre ellas, y cubrimos con el resto de las semillas, que se pegarán con la mostaza. Hay que apretar con las manos para que toda la carne quede bien impregnada y se haga una especie de costra consistente que cubra y proteja toda la superficie de la carne del solomillo de ternera.

Una vez listo, cerramos el plástico y apretamos para que la costra se adhiera del todo a la carne. Ahora sólo falta dejar reposar el preparado para que se cure y se seque del todo. Para ello, hay que sacar la carne del plástico y dejarla un día en la nevera donde quedará lista para cortar y disfrutar.

carne-pimienta1.jpg

Con qué acompañar el solomillo en costra de pimienta y mostaza

Podemos lonchear el solomillo en costra de pimienta y mostaza, y obtendremos filetes cuyo borde estará cubierto de las semillas y especias. Una vez hechos a la plancha, están deliciosos con una guarnición de patatas fritas, arroz blanco, o un puré de patatas especial, y ya veréis como vuestros filetes de solomillo serán un plato estrella en nuestras mesas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir