Publicidad

Receta de pollo asado a la palestina con sumac y cebolla morada, para un resultado jugoso y con mucho sabor

Receta de pollo asado a la palestina con sumac y cebolla morada, para un resultado jugoso y con mucho sabor
Sin comentarios
22 votos

Hay ocasiones en que se cruzan recetas en nuestro camino y sabemos, de inmediato, que con ellas vamos a triunfar en casa. Seguro que a vosotros os ha ocurrido lo mismo que a nosotros con el pollo asado a la palestina con sumac y cebolla morada que fichamos de nuestros compañeros de la revista digital Saveur.

Nos encantó su sencillez y la promesa de un bocado lleno de sabor. La mezcla de especias en que se marina este pollo lo hace muy sabroso. A pesar de pasar por el horno, la cantidad de cebolla que lo acompaña le aporta mucha jugosidad. Acompañado de pan naan se soluciona una comida muy completa.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Muslos de pollo con piel 6
  • Aceite de oliva virgen extra 60 ml
  • Sumac 1 1/2 cucharadas
  • Pimienta de Jamaica (allspice) 1/2 cucharadita
  • Comino molido 1/2 cucharadita
  • Canela molida 1/4 cucharadita
  • Zumo de limón 60 ml
  • Diente de ajo 4
  • Sal 1 1/2 cucharadita
  • Pimienta negra molida 1/4 cucharadita
  • Cebolla morada 3
  • Piñones 30 g
  • Pan naan u otro tipo de pan plano árabe
  • Perejil fresco o cilantro para servir (opcional)

Cómo hacer pollo a la palestina

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 50 m
  • Reposo 3 h

Preparamos una marinada en un recipiente amplio donde quepa después el pollo. Mezclamos el aceite, el sumac, la pimienta de Jamaica, el comino, la canela, el zumo de limón, los dientes de ajo machacados, la sal y la pimienta negra.

Lavamos y secamos los muslitos de pollo. Hacemos un par de cortes en cada pieza con un cuchillo afilado. Introducimos en el recipiente de la marinada y masajeamos bien para que la carne se impregne de las especias y condimentos. Incorporamos también las cebollas cortadas en juliana y removemos.

paso a paso pollo a la palestina

Tapamos el recipiente y lo introducimos en la nevera, donde dejamos reposar entre una y tres horas. El tiempo dependerá de la prisa que se tenga y de la potencia de sabor que se quiera obtener. Más tiempo, más sabroso.

Una vez marinado el pollo lo extendemos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Asamos en la parte superior del horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 50-60 minutos o hasta que la piel del pollo se vea ligeramente dorada.

Servimos el pollo sobre una cama de pan naan, pita u otro pan plano estilo árabe. Espolvoreamos los piñones tostados por encima, un poco más de sumac y unas hojas de perejil o cilantro frescos. Podemos acompañar con unas rodajas de limón para intensificar el sabor cítrico.

22 votos

Con qué acompañar el pollo a la palestina

La receta original del pollo a la palestina con sumac y cebolla morada se acompaña con pan naan. Es más, la base de la fuente en la que se sirve se cubre con éste y, sobre él, se colocan las piezas de pollo, cebolla, piñones, etc. El pan recoge los jugos y queda especialmente sabroso. Una combinación de matrícula de honor.

En Directo al paladar | Cómo hacer pan de pita casero de forma fácil: la receta infalible
En Directo al paladar | Receta fácil de pollo Cantora, así se hace el plato más popular y sabroso del ya desaparecido restaurante de Isabel Pantoja

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio