Compartir
Publicidad
Publicidad

Ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas. Receta vegana

Ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas. Receta vegana
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez me gustan más los espárragos verdes. Desde que descubrí lo mucho que ganan cuando se cocinan al punto, me encanta combinarlos con todo tipo de ingredientes. Ahora están en plena temporada y creo que una de las mejores maneras de disfrutarlos es con otros productos de esta época, como en esta ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas.

La quinoa es una buena base para platos templados de este tipo, aunque podemos emplear en su lugar cuscús, arroz o algún otro cereal en grano. Las habas frescas son deliciosas en crudo si son muy tiernas, pero también tenemos la opción de escaldarlas ligeramente antes de usarlas.

Ingredientes para 2 personas

  • 70 g de quinoa, 1 manojo de espárragos verdes o trigueros, 300 g de habas tiernas, 4 rabanitos, 5-6 fresones, perejil fresco, aceite de oliva virgen extra, ralladura de limón, pimienta negra, sal.

Cómo hacer ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas

Preparar la quinoa según las instrucciones del paquete, lavándola bien primero. Reservar. Lavar bien los espárragos, los rabanitos y los fresones; cortar los extremos más gruesos de los espárragos y los rabitos de los otros vegetales.

Cortar los espárragos en 2-3 partes y cocer en agua hirviendo unos pocos minutos, procurando que no se reblandezcan demasiado. Laminar muy fino los rabanitos y los fresones. Extraer las habas de sus vainas y escaldarlas ligeramente si se desea.

Salpimentar la quinoa y mezclar con un poco de perejil picado y aceite de oliva virgen extra. Repartir en platos o fuentes. Mezclar el resto de ingredientes aliñándolos con aceite, sal, pimienta y ralladura de limón al gusto. Disponer sobre la quinoa.

Ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Esta ensalada de quinoa primaveral con espárragos y fresas puede degustarse templada o fría, aunque es mejor aliñarla en el momento de servir. Si nos gusta el picante se puede añadir un poco de guindilla picada o cambiar el perejil por cilantro fresco.

En Directo al Paladar | Receta de habas frescas con rabanitos y ventresca
En Directo al Paladar | Espárragos verdes con queso de cabra y semillas crujientes. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio