Compartir
Publicidad

Huevos rotos: receta clásica que siempre apetece

Huevos rotos: receta clásica que siempre apetece
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Soy de la opinión de que por muy poca hambre se tenga, unos huevos rotos (o estrellados) siempre apetecen, pues de un ingrediente tan humilde, tan solo por entrar en contacto con aceite hirviendo, se consigue un delicioso resultado al que es imposible resistirse. Aunque freír un huevo no es una operación tan sencilla como pueda parecer a priori, y no todo el mundo domina la técnica de fritura.

Sin duda, el gran promotor de los huevos estrellados o rotos, ha sido desde hace medio siglo, Lucio, en Madrid, que desde su restaurante Casa Lucio ha sabido ensalzar este plato que, como muchos otros, fue fruto de la casualidad. Según ha relatado Lucio en numerosas ocasiones, este plato fue una creación de su abuela, pues cada vez que se le caía un huevo al suelo lo recogía y lo rompía encima de las patatas.

A finales de los años cuarenta, Lucio Blázquez llegó a Madrid desde Ávila y empezó a trabajar en el Mesón del Segoviano como chico de los recados. A los diecisiete años ya era el maitre, siendo el más joven de España. En 1975 el mesón pasó a denominarse Casa Lucio y fue entonces cuando se hizo mundialmente famoso (por este establecimiento han pasado un sinfín de personajes ilustres) por sus huevos rotos, consistentes en romper los huevos encima de las patatas fritas.

Como no todos estamos en disposición de degustar los huevos rotos de Casa Lucio, os propongo que los preparemos en casa. Evidentemente no seguiremos los pasos de la abuela inspiradora de esta receta, pero con tan solo tres ingredientes podemos conseguir un resultado deliciosamente espectacular. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes

Para 2 personas
  • Huevos 4
  • Patata 3
  • Aceite de oliva virgen extra para freír

Cómo hacer huevos rotos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m

Empezamos pelando las patatas y cortándolas largas. Las ponemos en un bol con abundante agua para quitarles el almidón, de este modo no se pegarán al freírlas. las escurrimos y las secamos bien con un paño limpio de cocina.

Echamos aceite de oliva en una sartén a fuego medio, cuando esté lo suficientemente caliente, añadimos todas las patatas y las dejamos hacer hasta que estén tiernas. Subimos el fuego al máximo y las doramos ligeramente, no demasiado porque si quedan muy crujientes no absorberán bien el huevo. Sacarlas con una espumadera y ponerlas en una bandeja.

En esa misma sartén, quitamos aceite hasta dejar solo unas pocas cucharadas. Subimos el fuego al máximo. Echamos los huevos y los dejamos durante un minutos que cuaje la clara. Con mucho cuidado y ayudándonos de una espumadera, les damos la vuelta y los ponemos sobre las patatas. Ahora solo queda romperlos con la ayuda de un tenedor y una cuchara. Servirlos inmediatamente.

Paso A Paso

Con qué acompañar los huevos rotos

A mi parecer, los huevos rotos no necesitan ningún tipo de acompañamiento para disfrutarlos, si acaso un poco de sal, y si no tenéis suficiente con las patatas para mojar la yema del huevo, siempre podéis añadir una buena hogaza de pan. Una copa de vino tinto tampoco es una mala propuesta.

Pero si verdaderamente deseáis experimentar con algún acompañamiento fuera de lo común, tenemos varias propuestas que seguro os encantarán y querréis probar enseguida. Qué os parecen unos gambones a la pancha, o sobrasada, una lámina de foie, boletus, setas o incluso un poco de trufa rallada, por no hablar de los más habituales jamón ibérico, chorizo, gulas o pimientos. ¡Las posibilidades son infinitas!, y estaremos encantados de que nos hagáis llegar vuestras propuestas.

En Directo al Paladar | 11 utensilios para que los huevos queden perfectos
En Directo al Paladar | 101 recetas con huevo, fáciles, económicas y deliciosas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio