Huevos rotos con jamón y patatas, un clásico que nunca falla para cualquier cena

Huevos rotos con jamón y patatas, un clásico que nunca falla para cualquier cena
Sin comentarios
7 votos

Son muchas las recetas con huevo que hemos hecho en DAP, y también muchas —más incluso— las recetas con patatas que tenemos en nuestro repertorio, pero, aunque habíamos hecho ya la receta más clásica de huevos rotos, la canónica de Casa Lucio, hasta ahora no habíamos dado salida a la que es quizás su versión más popular: los huevos rotos con jamón y patatas.

El jamón, invitado estelar de esta receta, no tiene misterio: mejor será el plato cuanto mejor sea el jamón. Así que si tenéis algún ibérico por casa, perfecto. A partir de ahí, respetar a las patatas fritas y al huevo frito, que también tienen su truco.

Lo que sí os recomendamos es que no friais el jamón, sino que lo añadáis crudo al final para que su grasa se deshaga ligeramente cuando lo pongamos sobre los huevos y las patatas. Estas últimas por cierto, mejor que sean patata nueva.

Por lo demás, nada de ciencia: buenos huevos, buenas patatas, buen jamón y un buen aceite para freír que no dé mucho sabor y que no tenga más vueltas que el Fórmula 1 de Fernando Alonso. Tan fácil como receta que parece increíble que no la tuviéramos hecha.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Huevo 1
  • Patata nueva 500 g
  • Jamón ibérico en lonchas 200 g
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer huevos rotos con jamón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 35 m

Cortamos las patatas a nuestro gusto y las lavamos con abundante agua hasta que salga cristalina, escurrimos y secamos lo mejor posible.

Cocinamos en una olla grande con abundante aceite a 110 ºC más o menos, tienen que salir burbujas pero medianas y grandes y muy despacio.

Cocinamos hasta que estén muy blandas y sacamos con cuidado de no romperlas. Subimos el aceite hasta 180ºC y metemos las patatas a freír cuando esté muy caliente, no muchas a la vez para que no caiga la temperatura.

Hará burbujas muy pequeñas y mucha cantidad. Freír hasta que estén bien doradas y escurrir sobre papel absorbente y condimentar con sal.

Aparte retiramos parte de ese aceite, tras haberlo colado, y lo echamos en una sartén, calentamos a fuego fuerte y añadimos los huevos, que iremos friendo por tandas para que no se peguen.

Disponemos las patatas sobre una bandeja o sartén, colocamos encima el jamón ibérico y coronar con 4 huevos fritos con puntilla y la yema liquida, para que al romperlos, la yema haga de salsa, mezclando todo bien.

7 votos

Sartén Doble Honda Con Asas Esmaltada 24cm

Con qué acompañar los huevos rotos con jamón y patatas

Poca compañía necesitan para ser un entrante o un principal rápido que nos resuelva una cena, más allá de que podamos tener cerca unas aceitunas, unos boquerones en vinagre o una ensalada. Por lo demás, a disfrutar.

En DAP | 11 tapas y pinchos con jamón serrano (o, mejor, ibérico) para el picoteo del finde
En DAP | 'European Ham Tour': del ibérico al de Parma, pasando por Praga, así se cura y hace el jamón en Europa

Temas
Inicio