Compartir
Publicidad

Pisto de pimientos y tomates, la receta de mi abuela

Pisto de pimientos y tomates, la receta de mi abuela
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya he incorporado a nuestro recetario unos cuantos platos de los que cocinaba mi abuela, de quien tanto aprendí. Uno de mis favoritos es el que os voy a enseñar hoy, el pisto de pimientos y tomates, la receta de mi abuela que sigo haciendo a menudo cuando los tomates están en su punto de maduración y sabor.

Como casi todos los pistos, la receta de mi abuela está basada en esos dos ingredientes, tomates y pimientos, aunque como sabéis, podríamos añadir cebolla, calabacín o incluso berenjena. A ella no le gustaba añadir nada más pero como sabéis, las posibilidades de este plato tradicional y versátil que se prepara prácticamente en todas las Comunidades Autónomas son casi infinitas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Tomate 6
  • Pimiento verde italiano 2
  • Cebolla 1
  • Aceite de oliva virgen extra 3 cucharadas

Cómo hacer pisto de tomates y pimientos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 45 m

Aunque el pisto se puede hacer utilizando tomate triturado con el que ligar un sofrito lento de cebolla y pimiento, a mi abuela -y a mi- nos gusta mucho más utilizar tomates enteros partidos en trozos. Por ese motivo, nuestra primera labor será picar los tres ingredientes, tomates, pimientos y cebolla en trocitos de tamaño similar.

Lo ideal es cortarlos en cuadraditos para que todos se cocinen y queden bien blanditos y jugosos. En la sartén ponemos 3 cucharadas de aceite y comenzamos pochando la cebolla y el pimiento, que necesitan mayor tiempo para estar a punto.

Después incorporamos los tomates, que habremos pelado y picado en trocitos. Dejamos que el conjunto siga cocinándose lentamente hasta que los trozos de pimiento estén bien tiernos y hasta que prácticamente se haya evaporado todo el agua que soltará el tomate.

Pisto Pasos

Con qué acompañar el pisto de tomates y pimientos

Hay dos posibles acompañamientos para el pisto de tomates y pimientos y creo que lo ideal es utilizar ambos. Por un lado, unas patatas cortadas en cuadraditos funcionan estupendamente y por otro, obviamente, nada mejor que un huevo frito para conseguir que nuestro pisto sea un plato completo de los que nos alegran la mesa.

En Directo al Paladar | La mejor receta de guisantes con jamón para una cena ligera
En Directo al Paladar | Tus judías verdes no volverán a ser las mismas con esta receta ideal para entrante o guarnición

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos