Compartir
Publicidad
Publicidad

Pasta negra con salsa de queso azul y gambas. Receta

Pasta negra con salsa de queso azul y gambas. Receta
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces no hay más que mirar una pasta para saber de inmediato cuales son los ingredientes perfectos para acompañarla. En mi nevera nunca falta, entre otros muchos quesos, un trozo de queso azul, y también es habitual que tenga gambas congeladas para emergencias culinarias. Et voilà! Receta de pasta negra con salsa de queso azul y gambas. Ingredientes para cuatro personas: 500 gr. de penne rigate al nero di sepia, 125 gr. de Bleu d'Auvergne (queso azul francés), 200 ml. de nata para cocinar, 250 gr. de gambas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 chorrito de brandy, aceite de oliva virgen extra y sal. Elaboración: Comenzamos preparando la salsa, para lo que en una cazuela calentaremos unas 5 cucharadas de aceite, donde freiremos a fuego medio la cebolla y los ajos picados finos. Una vez estén pochados, ponemos un chorro de brandy y dejamos evaporar el alcohol. Después añadimos las gambas, subimos el fuego y las salteamos durante 3 o 4 minutos.

Pasta negra con salsa de queso azul y gambas
Incorporamos la nata y dejamos que tome temperatura, antes de agregar el queso azul (puede servir cualquier variedad: roquefort, cabrales, gorgonzola…). Remover mientras el queso se va fundiendo y la salsa va tomando consistencia. Una vez se haya disuelto, retiramos del fuego y reservamos.
Pasta negra con salsa de queso azul y gambas
Mientras en una olla grande ponemos a calentar 5 litros de agua, a los que añadiremos un par de cucharadas de sal una vez comience a hervir. Incorporamos la pasta, que puede ser de cualquier tipo aunque es recomendable que sea corta, y dejamos hervir durante 9 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Una vez transcurrido ese tiempo retiramos del fuego y escurrimos el agua. Tiempo de preparación: 10 minutos Tiempo de cocción: 15 minutos Dificultad: Fácil Degustación: Servir la pasta caliente, con la salsa de queso azul con gambas por encima y un toque de pimientas surtidas molidas. La pasta no va a consumirse al momento, la refrescamos con agua fría, para parar la cocción, añadimos un chorro de aceite de oliva para que no se pegue y revolvemos. La podemos calentar en una sartén o en el microondas justo antes de consumirla. En Directo al paladar | Fusilli con salsa al queso Idiazábal y shiitakes. Receta En Directo al paladar | Spaghetti al limón. Receta En Directo al paladar | Cómo hacer raviolis. Receta de raviolis de calabaza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos