Publicidad

Congrio guisado con patatas y tomate seco: receta marinera para mojar pan

Congrio guisado con patatas y tomate seco: receta marinera para mojar pan
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Me encantan los guisos de pescado, en cualquier momento del año. Reconfortantes en invierno, también cuando aprietan las temperaturas sienta bien un plato con sabor casero para mojar pan, aunque haya que dejar que se temple un poco más. Este plato de congrio guisado con patatas y tomate seco es sencillo y humilde, pero muy sabroso.

Nunca había cocinado congrio, ya que en mi pescadería habitual de Murcia jamás lo vi, pero me lo encontré haciendo la compra y me apetecía probar. Es un pescado semigraso pero suave y suele estar bien de precio. El inconveniente que tiene son las abundantes espinas, pero por suerte son grandes y se pueden retirar sin problema.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Congrio en rodajas 2
  • Cebolleta 1
  • Pimiento rojo no muy grande 1
  • Patata hermosa 1
  • Tomate seco en aceite 2
  • Vino blanco 60 ml
  • Limón
  • Perejil fresco picado
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer congrio guisado con patatas y tomate seco

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Si disponemos de la cabeza y las espinas del congrio, podemos preparar un caldo rápido cociéndolos en agua unos 20 minutos. En caso contrario, podemos emplear caldo que tengamos ya listo, uno de verduras o sencillamente agua, aunque no quedará tan sabroso.

Picar la cebolleta muy fina y poner a pochar en una cazuela con un poco de buen aceite de oliva. Cuando empiece a coger color, añadir el pimiento en trozos pequeños y dejar cocinar hasta que estén blandos. Pelar mientras tanto la patata y chascar en trozos de mediano tamaño. Incorporar y sofreír un par de minutos.

Regar con el vino blanco y dejar que se evapore el alcohol. Salpimentar ligeramente y añadir el tomate seco. Cubrir con caldo o agua, llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocer hasta que las patatas estén blandas. Por último, salpimentar el pescado e incorporarlo a la cazuela. Sazonar con perejil y zumo de limón, tapar y dejar reposar unos 5 minutos, hasta que el pescado esté en su punto.

Congrio guisado con patatas y tomate seco. Pasos de la receta

Con qué acompañar el congrio guisado

A la hora de servir este plato de congrio guisado con patatas y tomate seco es recomendable retirar las espinas que suele llevar el pescado, ya que son grandes y se extraen con facilidad. Podemos cortar el tomate antes de repartir las raciones o servirlo entero, ya que casi estará desecho.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir