Receta de cariocas fritas (a la rabiosa), una forma distinta de comer pescadilla

Receta de cariocas fritas (a la rabiosa), una forma distinta de comer pescadilla
Sin comentarios
1 votos

No me preguntéis por qué a esta forma de comer pescadilla (o pijota, o cariocas) se le llama a la rabiosa, pero la realidad es que estas cariocas fritas son una manera perfecta de comer pescado frito, además de bien asequible.

La receta, como casi todas las veces que freímos pescado, tiene poca ciencia más allá de respetar bien los tiempos de la fritura y de vigilar que no se nos queme. Además, hay que usar un aceite decente y que esté lo más limpio posible, no ir heredando fritura tras fritura hasta la fritura final.

En este caso, como matiz, vamos a utilizar harina de garbanzo para esta fritura, al estilo gaditano, como pasa con las acedías, las tortillitas de camarones o incluso las rabas de calamar cántabras porque además de ser apta para celíacos, también queda más ligera que los típicos rebozados de harina de trigo. Si tenéis de trigo no pasa nada, pero mejor la de garbanzos.

Del mismo modo, al igual que en otras frituras de pescado, es importante que el aceite no sea demasiado fuerte de sabor para que no enmascare al pescado y, además, que no racaneemos con la cantidad, pues necesitamos cubrir por completo la pieza.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Pescadilla pequeña 1
  • Aceite de oliva suave para la fritura
  • Harina de garbanzo para el rebozado

Cómo hacer cariocas fritas (o a la rabiosa)

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 7 m
  • Elaboración 2 m
  • Cocción 5 m

En esta receta dependerá el tiempo de preparación si tenemos que limpiar nosotros la pescadilla o la tenemos ya limpia. Como consejo, al ser un pescado relativamente pequeño, os recomendamos que pidáis en la pescadería que os limpien la pieza, pero que la dejen entera.

Ya en casa, pasamos por un bol con abundante harina de garbanzo la carioca, repitiendo la operación otra vez para asegurarnos de que esté bien impregnada.

En el fuego tendremos una sartén freidora con aceite caliente (a unos 175 ºC), donde debe caber entera la pescadilla enharinada, que debe estar totalmente sumergida. Unos cinco minutos bastarán para freírla, siempre vigilando que el enharinado no se queme, así que mantengamos vigilado el fuego para que no se arrebate.

Sacamos, escurrimos sobre una rejilla o sobre papel absorbente, y servimos bien caliente.

1 votos

MAGEFESA Black - Sartén freidora 26cm de Acero vitrificado Exterior Negro. Antiadherente bicapa Reforzado, Apta para Todo Tipo de cocinas, Especial inducción. 50% de Ahorro energético.

Con qué acompañar las cariocas fritas (o a la rabiosa)

Aperitivo perfecto para una jornada veraniega y además muy poco exigente —y bastante barato—, estas cariocas fritas se pueden acompañar sencillamente con un poco de salsa mayonesa o con alguna otra salsa que nos apetezca como la tártara o la salsa rosa.

Como el consumo de frituras debe ser esporádico, aunque sea un caprichito, podíamos aprovechar la coyuntura de haber calentado aceite para freír algo más. Como sugerencias os aconsejamos unos calamares a la romana, el cazón en adobo, los chopitos o puntillitas o ya, si nos ponemos por un pescaíto frito completo.

En DAP | ¿Sabes freír correctamente el pescado?
En DAP | Ocho recetas de fritura de pescado para un picoteo del finde marinero

Temas
Inicio