Publicidad

Las 19 mejores recetas con harina de garbanzos para reducir carbohidratos y sumar proteínas a tu dieta

Las 19 mejores recetas con harina de garbanzos para reducir carbohidratos y sumar proteínas a tu dieta
Sin comentarios
1 votos

Potenciar el consumo de proteínas en detrimento de los carbohidratos es una de las pautas más recomendadas cuando se quiere adelgazar, mantener el peso o desarrollar y definir musculatura, y no solo en el ámbito deportivo. Sin embargo, seguimos relacionando las proteínas solo con carne, pescado y huevos, olvidándonos a menudo de nuestras legumbres.

Con la subida de temperaturas y el verano cada vez más cerca, los tradicionales guisos y potajes van apeteciendo menos, y es el momento de recuperar otras recetas que podemos preparar con legumbres. La harina de garbanzos se presenta como un ingrediente fantástico con el que enriquecer nuestra dieta de mil formas diferentes, ya que además permite sustituir directamente a las harinas de cereales.

Qué es la harina de garbanzos

La harina de garbanzos no es más que la legumbre seca triturada o molida muy fina que presenta una textura homogénea similar a la de cualquier harina de cereal o fruto seco. Existen diferentes tipos, con un grano más o menos grueso, en ocasiones más refinada o con un color amarillo más intenso.

Es un ingrediente imprescindible en algunas cocinas del mundo, especialmente en la India, donde diferencian claramente entre la harina de garbanzos común, y la variante específica llamada besan. Esta última de elabora con garbanzos chana dal, variedad marrón a la que se retira la piel y se presentan partidos. La besan es por tanto mucho más fina y suave, más compacta, con mayor capacidad de hidratación.

Harina de Garbanzos

La harina chana dal tiene usos concretos en la cocina india, normalmente en recetas donde la cocción es más corta, como masas de sartén tipo crêpes o tortitas vegetales, pues además ofrece un sabor más sutil, menos amargo.

Puesto que no es fácil de encontrar fuera de tiendas especializadas, a efectos prácticos en nuestra cocina podemos usar la harina de garbanzos corriente que encontremos en cualquier comercio. En nuestra gastronomía no es un ingrediente novedoso, pues tiene también una larga tradición en ciertas regiones, muy usada como harina de rebozados para pescados fritos, por ejemplo.

Propiedades y usos recomendados

Puesto que está elaborada 100% con legumbres, la harina de garbanzos nunca se comportará igual que el trigo o cualquier otro cereal. No tiene gluten, pero sí presenta una gran ventaja: al hidratarse se vuelve cremosa y actúa como aglutinante. Por eso es un gran sustituto del huevo en recetas veganas y, aunque no es tan elástica como aquel, ofrece resultados relativamente buenos en recetas de repostería sin gluten.

Nutricionalmente es muy rica en proteínas vegetales, fibra, vitaminas y minerales, es saciante y tiene un índice glucémico menor al de las harinas de cereales. También aporta una pequeña cantidad de grasas saludables -omega 6-, diferenciándose así claramente de las harinas de frutos secos, muy grasas y mucho más calóricas.

Garbanzos

Podemos sustituir parte de la harina corriente de nuestras recetas de repostería por una porción de harina de garbanzos para hacerlas más nutritivas, probando con los resultados obtenidos en cuanto a la textura. En masas más simples, como galletas sencillas, es más fácil que los experimentos no acaben en desastre.

Pero donde realmente brilla este producto es en preparaciones en las que es la estrella exclusiva. Con harina de garbanzos podemos elaborar una tortilla totalmente vegana, como nuestra tortilla de patatas sin huevo, o versiones de frittatas. Por supuesto, también es excelente para rebozar y obtener frituras crujientes y ligeras.

Inspirándonos ya en la cocina internacional, podemos elaborar pakoras indias, crêpes y tortitas saladas o dulces, o masas de panes planos como la fainá, la socca o una rápida variate de la pizza, tanto en sartén como en horno. Es también perfecta para enriquecer hamburguesas o albóndigas vegetarianas, espesar salsas y guisos o para pasteles y tartas saladas tipo quiche.

Las mejores recetas con harina de garbanzos

Para demostrar la versatilidad de este ingrediente, pasamos a nuestras cocinas con un recorrido por nuestras mejores recetas con harina de garbanzos para animar a todo el mundo a probarla en casa. Es una manera estupenda de consumir más legumbres de formas originales y de incrementar nuestro consumo de proteínas vegetales.

Crêpes salados (o dulces)

Crepes

Ingredientes

Para 5 unidades
  • Harina de garbanzo 110 g
  • Agua 250 ml
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Sal 2 g
  • Cebollino o perejil al gusto
  • Pimienta negra molida
  • Aguacate 1
  • Cebolla morada 1
  • Pimiento rojo picante o dulce 1
  • Levadura de cerveza al gusto (opcional)

Cómo hacer crêpes salados con harina de garbanzos

Dificultad: Media
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 25 m

Disponer la harina de garbanzos en un cuenco o jarra con el agua, el aceite de oliva, la sal, la hierba que queramos bien picada y un golpe de pimienta negra. Mezclar muy bien con unas varillas hasta que no queden grumos, tapar con un paño y dejar reposar unos 25 minutos. Aprovechar para preparar los ingredientes del relleno, los sugeridos o cualquier otra combinación.

Calentar una buena sartén antiadherente a fuego alto. Engrasar con aceite de oliva, bajar el fuego a potencia media y echar una porción. Es más fácil directamente con la jarra, en el centro, con la sartén caliente levantada y girándola para extender de forma natural la masa. Debe quedar bastante fina.

Cocinar cada lado un par de minutos, dando la vuelta con una espátula fina antiadherente, y retirar a un plato. Continuar hasta terminar con toda la masa, rellenar con los ingredientes preparados y servir.

1 votos

Más detalles en la receta completa.

Pakoras indias de brócoli

Pakoras
  • Ingredientes. 100 g de brócoli cocido al vapor, 100 g de calabacín, 100 g de cebolla, 125 g de harina de garbanzos, 70 g de agua, 10 g de comino molido, 10 g de garam masala u otra mezcla de especias, 5 g de bicarbonato, 10 g de sal, aceite de girasol para freír.
  • Elaboración. Picamos todas las verduras finamente y reservamos. En un recipiente hondo mezclamos el resto de ingredientes, excepto el aceite, y batimos bien hasta obtener una papilla homogénea. Añadimos las verduras y removemos. Calentamos abundante aceite en una sartén, tomamos una cucharadita de la masa y la dejamos caer suavemente. Freímos varios a la vez, pero sin llenar demasiado la sartén. Retiramos con ayuda de una espumadera y transferimos a un plato con papel absorbente. Servimos inmediatamente con salsa de yogur o similar.

Más detalles en la receta completa.

Tortilla de patatas vegana

Más detalles en la receta completa.

Tortillas veganas de harina de garbanzos

Tortillas
  • Ingredientes. 75 g de harina de garbanzos, 80 ml de agua, 1/4 cucharadita de sal, 1 cucharadita de mezcla de especias para curry, un golpe de pimienta negra, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Disponer la harina en una jarra o en un cuenco. Añadir la sal, las especias y la pimienta negra. Mezclar con unas varillas para quitar posibles grumos. Incorporar el agua y batir bien con las varillas hasta tener una masa homogénea. Engrasar ligeramente una buena sartén antiadherente con aceite y poner a calentar. Añadir la mitad de la masa, dando forma recondeada, y bajar el fuego a medio-alto. Cocinar hasta que salgan burbujas, pasar una espátula por debajo y dar la vuelta. Cocina uno o dos minutos más, retirar y reservar en un plato mientras cocinamos el resto de la masa.

Más detalles en la receta completa.

Tortitas saladas

Tortitas
  • Ingredientes. 100 g de harina de garbanzos, 80-90 ml de agua, 100 g de guisantes cocidos, 1/2 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de cúrcuma o curry, 1 pizca de pimentón picante, perejil al gusto, 1 pizca de sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Disponer en un cuenco la harina de garbanzos y añadir el comino, la cúrcuma, el pimentón picante o cayena, la sal y un golpe de pimienta. Mezclar con unas varillas para eliminar grumos. Echar poco a poco 80 ml de agua, removiendo con las varillas, hasta que no queden rastros secos. Incorporar los guisantes y el perejil y mezclar bien. Comprobar la textura, tiene que ser ligeramente espesa pero no demasiado, como si fuéramos a preparar tortitas. Tapar con un paño y reposar 30 minutos. Engrasar con aceite una buena sartén y calentar. Añadir en el centro 1/4 de la masa, dándole forma redondeada, dejando un grosor de aproximadamente 1 cm o 1,5 cm. Cocinar con el fuego a media potencia y dar la vuelta con una espátula cuando empiecen a aparecer burbujas. Dorar por la otra cara un par de minutos y retirar. Continuar con el resto de la masa, dorando las tortitas al gusto.

Más detalles en la receta completa.

Mini tortitas saladas de garbanzos con verduras

Mini Tortitas
  • Ingredientes. 60 g de harina de garbanzos, 185 ml (aproximadamente) de agua, 2 g de cúrcuma molida, 1 pizca de pimentón, ajo granulado, 1 pizca de sal, perejil o cilantro fresco, 3 tomates cherry, pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Disponer en un cuenco la harina de garbanzos, añadir las especias y la sal y mezclar con unas varillas. Añadir el agua y mezclar suavemente con las varillas hasta que no queden grumos. Comprobar la textura y echar un poco más de agua si fuera necesario. Tapar con un paño limpio y dejar reposar 15 minutos a temperatura ambiente, en un lugar fresco. Lavar y picar las verduras y hierbas que queramos y añadir a la masa, un golpe de pimienta negra y mezclar bien. Calentar a fuego medio una sartén o plancha antiadherente y engrasar ligeramente con aceite de oliva virgen extra. Distribuir pequeñas porciones de masa, bien separadas y trabajando en tandas; como un par de cucharaditas. Cocinar unos 3-5 minutos a fuego medio, vigilando bien que no se quemen. Dar la vuelta con una espátula fina y dejar dorar 1-2 minutos más. Retirar y continuar con el resto de la masa.

Más detalles en la receta completa.

Falafel casero

Falafel
  • Ingredientes. 300 g de garbanzos hidratados 24 horas, 1 diente de ajo, 120 g de cebolla pelada, 1 manojo de cilantro, 1 manojo de perejil, sal y pimienta al gusto, 100 g de harina de garbanzos, 5 g de levadura química, 10 g de comino, aceite de girasol para freír.
  • Elaboración. Escurrimos y secamos bien los garbanzos. Trituramos en el vaso de un robot de cocina o una batidora potente junto con el diente de ajo, la cebolla, las hojas de cilantro y de perejil y el comino. añadimos la harina de garbanzos, reservando un par de cucharadas para cubrir la base de una fuente, la levadura y salpimentamos. Trituramos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos. Formamos pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y las colocamos en la fuente con la harina de garbanzos rebozándolas. Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos, a fuego medio-alto, volteando para que se doren por igual por ambos lados. Retiramos a un plato con papel absorbente y dejamos escurrir un par de minutos antes de servir.

Más detalles en la receta completa.

Hamburguesa de falafel

Hamburguesa
  • Ingredientes. 300 g de garbanzos hidratados 24 horas, 1 diente de ajo, 2 cucharadas de cilantro, 1 cucharada de perejil, 1 cucharadita de comino, sal y pimienta al gusto, 100 g de harina de garbanzos, 5 g de levadura química, aceite de girasol para freír, 1 cebolla morada, 100 g de yogur griego, 20 g de pepino, 60 g de queso feta, espinaca fresca y 4 panecillos de hamburguesa.
  • Elaboración. Hacemos las hamburguesas como se descibre en el proceso de la receta de falafel, pero formando cuatro hamburguesas con la masa. Las pasamos por pan rallado (opcional). Calentamos un poco de aceite en una sartén y freímos las hamburguesas de falafel durante 4 minutos por cada lado, a fuego medio. Tostamos los panes de hamburguesa y las montamos. Colocamos unas hojas de espinaca fresca en la base, la hamburguesa de falafel, la salsa de yogur y pepino, los aros de cebolla morada y unos dados de queso feta. Espolvoreamos con un poco de pimienta negra y cerramos con la tapa del pan. Servimos inmediatamente.

Más detalles en la receta completa.

Chapati, plan plano en sartén

Chapati
  • Ingredientes. 100 g de harina integral, 100 g de harina de garbanzos, 30 ml de aceite de oliva virgen extra, 100 ml de agua (aproximadamente), 2 g de sal, perejil o cilantro al gusto.
  • Elaboración. Combinar las dos harinas con el aceite, el agua y la sal en un recipiente. Empezar a mezclar hasta tener una masa más o menos homogénea y echar el perejil bien lavado y picado. Amasar a mano plegando la masa sobre sí misma para integrar el perejil. Podemos engrasarnos las manos con aceite y también hacerlo en la superficie de trabajo, por si al principio estuviera muy húmeda. Si al cabo de unos minutos siguiera muy pegajosa, podemos ajustar la textura agregando, poco a poco, algo más de harina de garbanzos. Colocar en un recipiente, tapar y dejar reposar 20-30 minutos. Dividir en 6 , formar bolitas y estirar muy bien con un rodillo. Calentar a fuego medio-fuerte una buena sartén o plancha antiadherente y engrasar ligeramente con aceite cuando ya esté caliente. Cocinar cada porción unos 2-3 minutos por cada lado. Deben salir burbujas irregulares. Dorar al gusto.

Más detalles en la receta completa.

Pizza socca

Socca
  • Ingredientes. 140 g de harina de garbanzos, 200 g de agua, 15 ml de aceite de oliva virgen extra, 2 g de sal, hierbas provenzales al gusto, albahaca, pimienta negra molida, salsa de tomate o passatta de tomate, una rodaja de calabaza, aceitunas negras sin hueso, mozzarella fresca o emmental orégano o cebollino.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 220ºC y preparar una bandeja o fuente. Colocar la harina en un recipiente y añadir el agua, el aceite, la sal, las hierbas y una pizca de pimienta negra recién molida. Mezclar bien hasta tener una masa homogénea. Si tenemos tiempo, mejor si podemos dejarla reposar 30 minutos, tapada. Verter la masa sobre la bandeja o fuente, dejándola bien fina. Hay que tener en cuenta que seguirá algo líquida. Hornear unos 8-10 minutos, hasta que empiece a estar dorada. Retirar y dejar enfriar un poco. Extender el tomate sobre la masa, añadir el resto de ingredientes al gusto y cubrir con una capa más o menos generosa de queso. Añadir orégano, un poco de cebollino si se desea, y más pimienta. Volver a hornear hasta que el queso se gratine.

Más detalles en la receta completa.

Pizza con harina de garbanzos, almendra y arroz

Pizza de Garbanzos
  • Ingredientes. 125 g de harina de garbanzos, 5 g de almendra molida, 20 g de harina de arroz, 10 g de semillas de lino molidas, 1/2 cucharadita de levadura química, 15 ml de aceite de oliva virgen extra, 2,5 ml de zumo de limón, ajo granulado, sal, 210 ml de agua, pisto o salsa de tomate, queso mozzarella.
  • Elaboración. Mezclar con unas varillas la harina de garbanzos, las semillas de lino molidas, la almendra, la harina de arroz, la levadura, la sal y el ajo granulado. Agregar el aceite, el chorrito de limón y echar el agua. Mezclar bien hasta que no haya grumos secos. Quedará como una papilla húmeda, pero no líquida. Tapar con un paño y dejar reposar 10 minutos mientras se precalienta el horno a 200ºC. Verter en el centro de la bandeja y extender con una espátula o el dorso de una cuchara para formar una masa redonda fina. Hornear durante 12 minutos y dejar enfriar un poco. Cubrir con pisto, salsa de tomate o tomate. Agregar verduras picadas o troceadas si se desea, o los ingredientes deseados -menos es más-. Añadir un poco de mozzarella desmenuzada con los dedos, bien escurrida y seca con papel de cocina. Volver a hornear hasta que el queso se funda y la masa esté bien dorada por los bordes, unos 12-15 minutos más.

Más detalles en la receta completa.

Pizzetas con crema de aguacate

Pizzetas
  • Ingredientes. 75 g de harina de garbanzos5 g de aceite de oliva virgen extra, mezcla de especias de curry o similar, perejil fresco u otra hierba, 150 g aproximadamente de agua, 1 aguacate maduro grande o 2 medianos, 5 ml de zumo de limón, 15 ml de yogur o queso cremoso, concentrado de tomate o tomate al natural, aceitunas, queso de rulo de cabra, pimienta negra, sal y orégano.
  • Elaboración. Combinar la harina de garbanzos con las especias, el aceite, una pizca de sal y otra de pimienta, añadiendo hierbas frescas picadas si se desea. Agregar el agua y mezclar muy bien hasta no tener grumos. Ajustar la cantidad de harina o de agua poco a poco para obtener una textura de papilla. Tapar y dejar reposar 30 minutos. Precalentar el horno a 200ºC. Engrasar una buena sartén antiadherente, calentar a temperatura media y cubrir el fondo vertiendo parte de la masa. Si la hacemos más fina nos quedará más crujiente. Si es posible, usar una sartén o cazuela que se pueda introducir al horno. Cocinar hasta que veamos que está firme y más dorada por los lados. Terminar de cocinar introduciendo la sartén en el horno, o dar la vuelta con cuidado como si fuera un crêpe. En el horno tardará pocos minutos. Retirar y poner en una bandeja de horno; repetir los pasos con el resto de masa hasta terminarla. Mezclar el aguacate con el limón, sal, pimienta y yogur. Cubrir cada pizzeta con la crema y repartir encima porciones de tomate, aceitunas y queso de cabra. Dar un golpe de pimienta y hornear hasta que se gratine y la masa esté bien crujiente.

Más detalles en la receta completa.

Crackers crujientes de garbanzo y zaatar

Crackers
  • Ingredientes. 120 g de harina de garbanzo, 4 de sal, 1 cuhcarada de zaatar o especias al gusto, 1/2 cucharadita de semillas de amapola, 1/2 cucharadita dede sésamo, 1/2 cucharadita de cúrcuma, pimienta negra molida, 15 ml de aceite de oliva virgen extra, 70 ml de agua, aceite de oliva virgen extra extra para pincelar.
  • Elaboración. Mezclar la harina con la sal, las especias, las semillas de amapola, las semillas de sésamo, la cúrcuma y un golpe de pimienta negra recién molida. Añadir el aceite y 60 ml de agua. Empezar a mezclar con las manos y echar un poco más de agua si fuera necesario. Hay que obtener una masa solo ligeramente húmeda. Amasar hasta tener una masa homogénea y suave. Envolver en plástico film y dejar reposar a temperatura ambiente unos 10-15 minutos. Precalentar el horno a 170ºC y preparar una bandeja. Poner la masa en una superficie limpia y aplastar un poco con las manos. Estirar con un rodillo hasta dejar un grosor muy fino, de unos 3 mm. Recortar los crackers con un cuchillo o un cortapastas. Trasladar a la bandeja y continuar hasta terminar con la masa. Pincelar con aceite de oliva y añadir un poco más de semillas de sésamo o amapola, si se desea, y una pizca de sal gruesa. Hornear durante unos 12-15 minutos, hasta que se doren. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Más detalles en la receta completa.

Cookies sin gluten con chips de chocolate

Cookies
  • Ingredientes. 110 g de mantequilla sin sal atemperada troceada, 100 g de azúcar moren, 50 g de azúcar blanco, 1 huevo L, 5 ml de vainilla, 50 g de harina de trigo sarraceno, 50 g de harina de garbanzos, 80 g de almendra molida, 1/2 cucharadita de levadura química, 150 g de chips de chocolate.
  • Elaboración. Batir la mantequilla con el azúcar moreno y el azúcar blanco con batidora de varillas hasta tener una textura esponjosa. Añadir el huevo y la esencia de vainilla, y batir un poco más. Incorporar las harinas, la almendra molida, la levadura y la sal, y mezclar un poco. Agregar el chocolate y terminar de trabajar la masa hasta que quede homogénea. Tapar con plástico film y dejar enfriar en la nevera como mínimo 30 minutos. Precalentar el horno a 180ºC y preparar unas bandejas. Tomar porciones del mismo tamaño, aproximadamente, y formar bolitas. Colocarlas ligeramente separadas en las bandejas. Aplastarlas ligeramente si se quieren galletas más planitas y crujientes. Hornear durante unos 8-11 minutos, hasta que se empiecen a dorar los bordes. Esperar un par de minutos fuera del horno antes de trasladarlas a una rejilla y dejarlas enfriar.

Más detalles en la receta completa.

Galletas saladas con semillas

Galletas Saladas de Garbanzos
  • Ingredientes. 250 g de harina de garbanzos, 6 g de sal, 1/2 cucharadita de levadura química, 40 g de semillas de amapola, chía o sésamo, 1 cucharadita colmada de cúrcuma, pimienta engra, ajo granulado, pimentón dulce o picante al gusto, 30 ml de aceite de oliva virgen extra, 130 ml de agua, aproximadamente.
  • Elaboración. Mezclar la harina con la sal, la levadura, las especias elegidas y las semillas. Formar un hueco en el centro, añadir el aceite y 3/4 del agua. Empezar a mezclar hasta incorporar todo el líquido, echando el resto del agua si la admite. Podemos corregir la textura con un poco más de harina si fuera necesario. Debe quedar húmeda pero no muy pegajosa. Tapar con un paño y dejar reposar 15 minutos. Si queremos prepararla más tarde o facilitar el estirado, envolver en plástico film y guardar en la nevera, aplastándola para formar un disco plano. Precalentar el horno a 180º C y preparar dos bandejas grandes. Estirar la masa con un rodillo, sobre una superficie ligeramente enharinada o sobre papel de hornear antiadherente; podemos usar dos capas para que el rodillo no se pegue. Estirar muy bien para dejarla lo más fina posible. Cortar con cortapastas enhariado o con un cuchillo afilado. Lo mejor es sacar galletas pequeñas. Distribuir en las bandejas y hornearlas de una en una, durante unos 15-20 minutos, o hasta que se hayan dorado y estén firmes al tacto.

Más detalles en la receta completa.

Galletas de semillas y frutos secos

Galletas Energeticas
  • Ingredientes. 2 huevos L, 35 ml de miel, 1 pizca de sal, 100 g de almendras crudas en bastones o laminacas, 70 g de avellanas crudas picadas, 2 cucharadas de harina de garbanzos, ralladura de limón al gusto.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 160ºC y preparar una bandeja grande. Disponer en un recipiente los huevos con 2 cucharadas de miel y batir ligeramente con una pizca de sal. Incorporar la mezcla de semillas y remover bien. Agregar las almendras, las avellanas y la harina de garbanzos. Dar un toque de limón. Mezclar todo bien, añadiendo una cucharada más de miel si fuera necesario, para obtener una masa algo pegajosa y húmeda. Debemos poder coger porciones y dar forma plana y redonda con una cuchara o con los dedos humedecidos. Distribuir en la bandeja montoncitos, aplanar lo máximo posible, apretando bien, si queremos que queden más crujientes. Hornear durante unos 20 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto. Dependiendo del tipo de endulzante se caramelizarán más o menos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Más detalles en la receta completa.

Coca de harina de garbanzos con tomate y queso de cabra

Coca
  • Ingredientes. 100 g de harina de garbanzos15 ml de aceite de oliva virgen extra, 3 g de sal, ajo granulado al gusto, 1/2 cucharadita de cúrcuma molida, pimentón dulce o picante al gusto, 1 pizca de bicarbonato sódico, agua necesaria, 1 tomate, 30 g de queso de rulo de cabra, parmesano al gusto y orégano.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja o fuente con papel sulfurizado. Colocar la harina de garbanzos en un cuenco y añadir las especias, la sal, el bicarbonato (si no tenéis lo podéis omitir) y el aceite. Mezclar un poco y agregar dos cucharadas de agua. Empezar a mezclar y amasar, añadiendo una o dos cucharadas de agua si hiciera falta. Tapar con un paño y dejar reposar 10 minutos. Volcar en la bandeja y estirar, aplanándola bien con una cuchara humedecida o con las manos húmedas. Cuanto más finita, más crujiente quedará. Hornear 10 minutos y sacar. Cortar el tomate lavado en rodajas y distribuir por encima. Añadir un poco de parmesano, salpimentar y agregar orégano al gusto. Hornear unos 10-15 minutos más e incorporar el queso de cabra desmenuzado antes de servir.

Más detalles en la receta completa.

Tarta fina salada o torta di cecci

Torta di Cecci
  • Ingredientes. 200 g de harina de garbanzos, 400-600 ml de agua, 1 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de cúrcuma, 1/2 cucharadita de ajo granulado, 1/2 cucharadita de comino, 1 cucharadita de tomillo, 1 cucharadita de orégano, pimienta negra, 30 ml de aceite de oliva virgen extra, un poco de queso rallado y orégano y pimienta.
  • Elaboración. Disponer la harina en un cuenco con la sal y todas las especias. Añadir poco a poco el agua y remover al mismo tiempo con unas varillas. Comenzar con 400 ml y añadir más si hiciera falta, debe quedar una textura líquida ligeramente espesa. Incorporar el aceite de oliva y un buen golpe de pimienta negra, mezclar muy bien y tapar con un paño. Dejar reposar unos 30 minutos a temperatura ambiente. Precalentar el horno a 220º y engrasar una bandeja o fuente rectangular de unos 40x25 cm. Verter la masa, procurando que quede homogénea y sin grumos. Añadir por encima orégano y queso al gusto. Hornear unos 20-25 minutos, o hasta que se haya dorado bien.Vigilar a media cocción, pinchando con un palillo si la masa se hinchara. Esperar un poco fuera del horno a que se temple cortar en porciones y servir caliente o a temperatura ambiente.

Más detalles en la receta completa.

Tortillitas de camarones

Tortillitas
  • Ingredientes. 100 g de camarones, 100 g de harina de trigo, 100 g de harina de garbanzo 50 g de cebolleta muy picada, un manojito de perejil muy picado, 250 ml de agua muy fría y aceite para freír.
  • Elaboración. Mezclamos la harina de trigo con la de garbanzos y añadimos el perejil y la cebolleta muy picados y los camarones frescos. Si no encontráis harina de garbanzos podéis hacer la receta con harina de trigo. En ese caso para obtener el clásico color amarillo, podéis añadir una pizca de cúrcuma a la masa. Añadimos un vaso de agua muy fría y removemos con las varillas. Nos quedará una masa muy ligera. Dejamos que repose en la nevera durante 30 minutos. Añadimos un chorrito más de agua fría y volvemos a batir. En una sartén amplia ponemos aceite de oliva virgen extra abundante y esperamos a que se caliente. Con un cazo vamos añadiendo pequeñas porciones de nuestra masa y esperamos a que vaya cuajando, dándoles la vuelta para que se doren por ambas caras. Escurrimos cada tortillita en papel absorbente y las vamos colocando en la fuente donde se vayan a servir. Lo normal es que como sucede con las crepes o las tortitas, la primera no salga bien pero luego irán saliendo sin problema.

Más detalles en la receta completa.

Foto | AlexanderVanLoon
En Directo al Paladar | Si quieres bajar de peso, las legumbres son tus aliadas: 37 recetas saludables, fáciles y rápidas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios