Compartir
Publicidad

Cómo hacer salsa rosa. Receta

Cómo hacer salsa rosa. Receta
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La salsa rosa es una de mis salsas preferidas. Creo que le podría poner este tipo de salsa a cualquier comida como acompañamiento. Eso sí, una salsa rosa casera de verdad como la que os voy a enseñar. Si sabes cómo hacer salsa rosa casera, no volverás a utilizar las salsas comerciales.

Solo necesitamos tener una mayonesa recién hecha y algunos ingredientes para darle sabor y color. Eso sí, la mayonesa de la que vamos a partir, tiene que estar bastante espesa porque al agregarle los demás ingredientes pierde algo de densidad y de cuerpo.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Mayonesa 200 ml
  • Ketchup 2 cucharadas
  • Brandy 20 ml
  • Zumo de limón 20 ml
  • Zumo de naranja 20 ml
  • Sal

Cómo hacer salsa rosa

Dificultad: Media
  • Tiempo total 5 m
  • Elaboración 5 m

Comenzamos haciendo la salsa mayonesa con ayuda de la batidora. Ponemos un huevo, un pellizco de sal y 200 ml de aceite de girasol. Comenzamos a turbinar y mantenemos abajo las cuchillas de la batidora hasta que comience a emulsionar la salsa. Después vamos subiendo poco a poco hasta tener lista nuestra salsa mayonesa o mahonesa.

Una vez que tengamos la mayonesa preparada, la pasamos a un bol y añadiremos el resto de ingredientes. Al añadir los zumos, vamos batiendo con las varillas para evitar que se corte.

Por eso es importante que la mayonesa de la que partimos sea bien espesa. Después agregamos el ketchup y el brandy y mezclamos bien todo hasta obtener una salsa rosa de nuestro gusto. Para ello podemos usar más o menos ketchup, brandy o zumos, hasta ajustarla a nuestras preferencias.

Una vez tengáis vuestra fórmula perfecta, apuntadla para tenerla siempre a mano y que siempre os salga igual, -o dejadla apuntada en los comentarios-. Cuando tengáis la salsa rosa lista, la guardáis en frío en la nevera hasta el momento en que la vayáis a usar.

Salsa Rosa Pasos

Con qué acompañar la salsa rosa

La salsa rosa es perfecta para salsear gambas, langostinos y otros mariscos cocidos. También es perfecta para condimentar ensaladas, napar huevos rellenos y para servir con delicias de merluza o con otros pescados.

En Directo al Paladar | Cómo hacer mantequilla a las finas hierbas
En Directo al Paladar | Una docena de salsas para el solomillo de ternera

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos