Compartir
Publicidad

Casa Ricardo. Un clásico entre los restaurantes madrileños

Casa Ricardo. Un clásico entre los restaurantes madrileños
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como todos los años, mis amigos y yo hemos vuelto a comer en Casa Ricardo, un clásico restaurante madrileño, que vuelve a aprobar con buena nota, al superar las expectativas de nuestra visita navideña. Esta casa de comidas, que abrió sus puertas en 1.935, sigue trabajando la cocina tradicional con muy buena mano, combinando ingredientes de calidad con un saber hacer, que no defrauda.

La decoración del local, es de clásica taberna con comida, es decir, mesas de mármol cubiertas con el clásico mantel de cuadros, ambiente taurino y muchas fotos de famosos y habituales, llenando las paredes. Con el paso de los años, mis amigos y yo hemos conseguido ver nuestra propia foto colgada dentro, pero alcanzar tal honor, nos ha costado muchos años de fidelidad.

Os cuento lo que fue un estupendo menú de degustación, que elaboramos con los platos más destacados de este restaurante, ya que éramos un grupo numeroso y pudimos pedir casi todas sus especialidades. Aunque este restaurante cerró durante un par de semanas el año pasado, ya ha superado sus dificultades, y según nos confirmaron, seguirá abierto, lo que nos llena de alegría.

Comenzamos con unos entrantes: En Casa Ricardo tenéis que pedir los espárragos trigueros a la plancha, las croquetas de jamón serrano con salsa de tomate casero y el picadillo de morcilla con piñones. Son auténticamente imprescindibles. Para beber, pedimos vino de crianza de las bodegas Ramón Bilbao (Rioja alta).

Como platos fuertes, os recomiendo que, si podéis, pidáis las especialidades de la casa, es decir, los callos y el rabo de toro que tenéis sobre estas líneas. Otras veces hemos comido mollejas de cordero, muy buenas, pero este año no había. Lo que sí tenían eran los estupendos calamares en su tinta con arroz blanco que por supuesto pedimos también.

De postre, conviene que probéis las filloas rellenas de crema pastelera, porque están realmente buenísimas, y los profiteroles, también caseros y de buena calidad. Si os apetece, también suelen tener los piononos de Santa Fe (Granada) y los famosos bizcochos borrachos de Casa Hernando (Guadalajara).

Al final, saldréis encantados con la comida y con la amabilidad del personal de Casa Ricardo. Un clásico en los restaurantes madrileños, al que me encanta acudir a comer acompañado de los amigos.

Casa Ricardo

C/Fernando el Católico 31 Tel. 91 4476119 Madrid 28015 Precio por persona, 30 euros incluido vino

En Directo al Paladar | Taberna Lobo López: un rincón diferente en Valencia En Directo al Paladar | El Chabolu, bar restaurante en Las Tablas, Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos