Compartir
Publicidad

Restaurante Caray. Para los que pasen agosto en Madrid

Restaurante Caray. Para los que pasen agosto en Madrid
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas, con motivo de la presentación de una nueva gama de arroces asiáticos conocí este restaurante madrileño que abrió en el mes de octubre. Durante la presentación, me invitaron a conocerlo tranquilamente en el mes de agosto ya que durante este mes el restaurante Caray permite hacer un viaje por la gastronomía de nuestro país, sin necesidad de viajar, a través de productos como pescados de Galicia, ortiguillas de Cádiz o las gambas del Mediterráneo así como platos de carnes y caza.

El restaurante y su espacio

Situado en la zona de Colón, en el número 2 de la calle Hermosilla, este restaurante transmite una idea de espacio elegante con cierto aire de lujo que se hace patente con la hermosa barra central tras la cual está la sala.

Caray

Mesas amplias y sillas cómodas, vajilla moderna y un excelente equipo humano encabezado por el cocinero Miguel Angel Román, a quien conocemos por su otro local, La Montería en la zona de Retiro, y el sumiller Valerio Carrera que hace también la labor de jefe de sala, te transmiten la muy agradable sensación de estar como en casa.

El menú de Caray

Caray1
La cocina de producto es la principal característica de este establecimiento que había conocido, como os decía, unas semanas antes, al probar algunos platos cocinados con arroces Lotao Deli de distintas variedades que podéis ver sobre estas líneas.

Para esta segunda visita, nos ofrecieron a mis acompañantes y a mí un menú ligero de verano, basado en ensaladas frescas y platos sencillos, todos ellos preparados con buena mano y en armonía con una excelente selección de vinos elegidos por Valerio para la ocasión.

Caray3
Concretamente comenzamos con un palo cortado Wellington de 20 años, con un aroma excelente que acompañó los entrantes; seguimos con un delicioso Riesling con el que tomamos la ensalada y el risotto; y para el plato proncipal, el vino elegido fue Raya, un vino de uva garnacha tintorera de la D.O. Almansa que fue todo un descubrimiento por su equilibrio, precio y sabor.

Entrantes Caray

El primer entrante fue un crujiente de foie y parmesano rallados, sabroso, fresquísimo y muy agradable en compañía del Palo cortado de uva palomino fino. Excelente para abrir boca. Después, ya con el Riesling, un milhojas de láminas de remolacha con queso de cabra de Miraflores de la Sierra y anchoas.

Aunque yo no soy muy amigo de la remolacha, la potencia del queso de pasta blanda y los aromas frescos y la equilibrada acidez casi eléctrica del vino me hicieron disfrutar del plato. También con el mismo vino tomamos la ensalada de tomate, jamón y lascas de parmesano, en la que debería mejorar la calidad del tomate porque la mezcla es acertada.

Caray4
Tras los entrantes llego el vino de Almansa que sirvieron con un risotto de setas con peineta crujiente de queso, y el plato principal. Yo opté por un plato de presa de cerdo ibérico a la plancha con salsa de tres quesos y otros optaron por el rodaballo con bouquet verde.

Con ambos platos, las notas de frutos rojos y compota del vino, en el que también se percibían los aromas florales, encajaron perfectamente. Como os decía, el Laya ha sido todo un descubrimiento y además es un vino que está a muy buen precio.

Caray5
Para los postres probamos una pequeña tabla de quesos (la que es para dos personas se ofrece a 16 euros) y quizás el plato más rico, un cremoso con frutos rojos frescos en el que los arándanos te estallaban en la boca, que me pareció muy delicado. Como habíamos estado tomando un vino para cada tipo de platos, con los postres llegó Ferrandes, un vino dulce pasificado de Sicilia que con sus aromas de orejones y frutos secos funcionó estupendamente y apuramos en la sobremesa.

En resumen, el restaurante Caray es una buena opción para comer cocina de producto en un ambiente elegante, donde podemos salir por unos 40 euros por persona y celebrar una ocasión especial, o ¿por qué no?, aprovechando que estamos en agosto en Madrid.

Restaurante Caray

Calle Hermosilla nº 2
Madrid 28001
Precio medio 40 euros más bebidas
Tel. Reservas 91 4857801

En Directo al Paladar | Restaurante La Sopa Boba, la magia de la creatividad y el sabor
En Directo al Paladar | Restaurante Izariya. Alta cocina japonesa en Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio