Un año con la Instant Pot: probamos la olla programable que ha revolucionado la cocina en EEUU (y la comparamos con la Olla GM)

Un año con la Instant Pot: probamos la olla programable que ha revolucionado la cocina en EEUU (y la comparamos con la Olla GM)
1 Comentario

Aunque la Instant Pot es un invento canadiense, es en Estados Unidos donde se ha convertido en un fenómeno de masas. Allí la olla a presión programable, que permite también cocinar a baja temperatura o al vapor, tiene un fenómeno fan que solo las freidoras de aire han logrado igualar en los últimos tiempos.

El aparato es cada vez más popular en algunas partes de Europa, pero en España sigue siendo bastante desconocida, algo que se explica en parte porque compite con la Olla GM, un electrodoméstico de invención patria muy similar, que llegó antes al mercado.

La gran ventaja de la Instant Pot con respecto a la Olla GM es que cuenta con un fenómeno fan incomparablemente superior y, por tanto, un sinfín de recetas probadas ex profeso para este aparato. Todas ellas se pueden adaptar a otras ollas programables, pues su funcionamiento es muy similar, pero esto requiere, claro, un esfuerzo extra.

Aunque hemos utilizado la Instant Pot para elaborar distintas recetas publicadas en Directo al Paladar en el último año, ha llegado la hora de hacer una valoración general del aparato con la distancia que da el haberlo tenido en la cocina durante casi un año. ¿Realmente merece el preciado espacio que ocupa en nuestra encimera?

Caja

Contenido de la caja y especificaciones

La caja de la Instant Pot Duo, el modelo que hemos probado (que es, también, el más popular) incluye solo un manual (sin recetas) y una rejilla para cocinar al vapor. El resto de accesorios, como la tapa de vidrio que permite cocinar con la olla en función de baja temperatura, deben adquirirse aparte.

El tamaño de la cubeta de la olla, de 5,7 L, es suficiente para dar de comer a una familia de hasta seis miembros, sin que el aparato nos ocupe demasiado en la cocina: su tamaño es solo algo superior al de una olla rápida convencional.

La olla cuenta con ocho programas automáticos, para cocinar caldos, estofados, legumbres, pollo, arroz, cereales, porridge y comidas al vapor. Pero también se pueden usar manualmente sus funciones de cocinado: olla a presión, cocina a baja temperatura, salteado y la clásica función de estos aparatos para mantener la comida caliente.

Collage Patatas
La rejilla permite cocinar al vapor utilizando los programas de presión, algo muy útil para hacer, como en la foto, un puré de patatas.

Al final, lo que más usaremos es la función de olla a presión, que tiene dos niveles (presión alta y baja) y la función de salteado, que es útil para comenzar o finalizar los guisos. Como ocurre siempre con los programas automáticos, solo valen para elaboraciones muy concretas y apenas los usaremos.

La mayoría de recetas que vamos a encontrar juegan con niveles de presión y tiempos manuales, que es la gran ventaja de este tipo de ollas: los tiempos empiezan a contar desde el momento en que se alcanza la temperatura y presión elegidas, lo que conlleva una mayor precisión en el cocinando. También se puede programar el cocinado con antelación, para tenerla lista la comida a una hora determinada, una opción que al final se usa poco, pero puede ser útil para algunas familias.

Modelo

Duo 60

Potencia

1000 W

Dimensiones

33,5 x 31 x 31,7 cm

Peso

5,4 kg

Instant Pot IP-DUO60 Olla a presión eléctrica programable 7 en 1, 5,7 l, 1000 W, 220 V (112-0182-01-EU)

Pruebas de cocinado

Durante el tiempo que hemos trasteado con la Instant Pot hemos realizado numerosas recetas, algo a lo que ayuda la inmensa cantidad de elaboraciones para el aparato que encontramos, sobre todo, en páginas anglosajonas. Estas es sin dudas una de las gran ventajas de este electrodoméstico frente a competidores como la Olla GM, que cuenta con número mucho menor de recetas específicas.

También es posible adaptar recetas pensadas para olla rápida convencional, pues los dos niveles de presión equivalen a los que suelen tener estas ollas. Hemos probado a hacer muchas de las recetas que hacemos en casa habitualmente en olla rápida convencional, como las alubias pintas o las judías verdes, y el resultado es muy similar, con la ventaja añadida de que puedes despreocuparte de vigilar el tiempo, sabiendo que la olla se apagará automáticamente.

Salteado
La función de salteado permite hacer sofritos antes o después de utilizar la función de presión en los guisos.

En ese sentido, la olla da lo que promete. Cuestión aparte son los programas automáticos, a los que soy reacio en todos los electrodomésticos. El que más útil me suele parece es el de arroz, que en la Olla Gm funciona de maravilla. En la Instant Pot no me ha gustado: el grano queda pastoso y no me convence.

Lo que más he echado en falta son funciones de control de la temperatura, que sí tiene la Olla GM, lo que permite ser más preciso en los salteados y usar la olla, por ejemplo, para freír (una opción que la Instant Pot ni contempla).

En cuento a usabilidad, eso sí, la Instant Pot resulta muy intuitiva y fácil de utilizar, lo que sin duda ha sido clave en su éxito. En comparación la Olla GM, y su terrorífico manual, resultan todo un reto para los primerizos.

Salchichas Instantpot
Estas salchichas cocinadas en Instant Pot quedaron de maravilla.

Conclusiones

Las ollas programables son un instrumento extremadamente útil. En mi opinión, mucho más provechosas en las cocinas de hogares pequeños que los robots de cocina. Con una pequeña inversión en accesorios, nos sirve como olla presión, olla de cocción lenta e, incluso, freidora. No ocupan demasiado y son bastante económicas para lo que ofrecen.

Aunque hay más modelos –de Crock-Pot, Tefal y otras marcas menos conocidas–, en España las marcas más conocidas son Instant Pot y la Olla GM (que pertenece a Cecotec). ¿Cuál elegir?

Instant Pot IP-DUO60 Olla a presión eléctrica programable 7 en 1, 5,7 l, 1000 W, 220 V (112-0182-01-EU)

Cecotec Olla programable GM Modelo H Deluxe. Programable 24 Horas con Capacidad de 6 litros. Incluye función báscula e innovadora Tapa Advance, abatible y más cómoda para liberar la presión.

Ambas tienen sus ventajas e inconvenientes. Para los menos duchos en cocina, la Instant Pot es el aparato para el que encontraremos más recetas y es de primeras más fácil de utilizar. Los cocinillas mas avezados, no obstante, encontrarán más interesante cocinar con la Olla Gm, pues cuenta con muchas más posibilidades de personalización, controlando temperaturas y más niveles de presión de los que permite modificar la Instant Pot. Y, aunque su precio suele ser algo más elevado, no hablamos de demasiado dinero.

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

En Directo al Paladar | Olla de hierro, a presión o de cocción lenta: ventajas e inconvenientes (y cuál usar para cada tipo de guiso)
En Directo al Paladar | Tu comida lista cuando quieras con estas cinco ollas programables eléctricas

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio