Publicidad

Guía de compra de freidoras de aire caliente: cómo funciona y para qué sirve la fritura sin aceite

Guía de compra de freidoras de aire caliente: cómo funciona y para qué sirve la fritura sin aceite
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La fritura es una técnica de lo más tradicional y asociada a la cocina popular, muy presente en la dieta mediterránea aunque hoy en día algo abandonada por su mala fama. Si bien es cierto que, mal ejecutada, no es precisamente el método de cocción más saludable, es difícil resistirse a los fritos dorados y crujientes. Una alternativa más sana y cómoda son las freidoras de aire, sin aceite.

Estos aparatos prometen resultados prácticamente idénticos a las frituras tradicionales, pero con el mínimo de grasa y sin todas las molestias que conlleva. Con el auge de lo saludable y la cocina ligera y sencilla, el catálogo actual de estas freidoras se ha multiplicado con modelos para todos los gustos. En esta guía analizamos qué son exactamente, cómo funcionan y cómo elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Qué es una freidora de aire

Este electrodoméstico, conocido internacionalmente como air fryer, es un invento muy reciente que la compañía alemana Philips presentó por primera vez al público en la feria de tecnología Internationale Funkausstellung (IFA) de Berlín, en el año 2010. El artilugio hacía uso de la tecnología Rapid Air, patentada en 2006 por Turbochef Technologies en Estados Unidos, originalmente con un uso profesional.

Cecotec

Anteriormente existieron algunos otros artilugios que aseguraban freír sin grasa -por ejemplo, con agua-, especialmente en el mercado estadounidense, muy enfocados al mundo de la teletienda. Los resultados dejaban mucho que desear, pero las posibilidades de negocio estaban claras; había un jugoso mercado potencial.

Si nos ponemos meticulosos, el nombre es un sinsentido, pues para freír un alimento hay que sumergirlo en abundante aceite o grasa hirviendo. Pero el objetivo de estas máquinas es precisamente el de obtener los mismos resultados que en las frituras, reduciendo al máximo la grasa necesaria. Para que el consumidor entendiera que se trata de una alternativa a la freidora de toda la vida, había que presentarla como un subproducto de ella.

El sistema de funcionamiento es, en realidad, muy sencillo: funciona casi como un horno de sobremesa. Estas "freidoras" someten a los alimentos a un aire muy caliente en circulación constante, gracias a una fuente de calor eléctrica y la acción de un ventilador. El modelo original de Airfryer calienta desde ariba la comida, con un sistema de ventilación que actúa desde la parte más superior.

Fritos

Efectivamente, son aparatos que actúan como un horno de convección eléctrico, usando altas temperaturas y concentrando ese aire caliente constante alrededor del alimento, potenciando sus efectos. En teoría cocinan mucho más rápido que un horno y alcanzan toda la superficie de la comida de forma más homogénea. Es algo así como un grill de horno muy potente combinado con un ventilador eficiente.

Pero por muy caliente que sea el aire, se necesita algo más para lograr esa potente y deliciosa reacción de Maillard de la que haen gala los fritos auténticos. Para caramelizar, dorar y crear un exterior crujiente y sabroso, hay que recurrir sí o sí a una pequeña cantidad de grasa. Por eso estos electrodomésticos suelen indicar la medida mínima de aceite recomendable para cocinar cada alimento. Lo de "sin aceite", por tanto, es relativo.

Tipos de freidoras de aire

Actualmente existen en el mercado varios modelos diferenciados de freidoras de aire, que fundamentalmente se distinguen por el diseño, el tamaño y la multifuncionalidad.

Freidora de cajón o cubeta frontal con cesto

Es el modelo más extendido, popularizado por la primera Airfryer de Philips. Con una forma ovoide de cubierta plana, estas freidoras tienen una cubeta extraíble en el frente donde se deposita un cubo o cestillo, también removible. Suelen ser totalmente opacas y presentan el panel de mandos también en la parte frontal, pudiendo incorporar una pantalla digital.

Philips

Los alimentos se ponen en el cesto, que a su vez se coloca en el cajón. Este se introduce en el aparato, quedando totalmente oculto a la vista, y ya solo queda programarlo en función de lo que se esté cocinando. Al ponerse en marcha, sin precalentamiento, la resistencia eléctrica superior alcanza altas temperaturas y el ventilador crea un circuito de circulación de aire constante, cocinando los alimentos.

Aunque su llamamiento publicitario sigue muy enfocado a las "frituras saludables", en realidad con estos aparatos también se pueden simular horneados, gratinados o incluso cocinar masas dulces y postres.

Freidora de abertura superior con pala

Es la alternativa desarrollada por Tefal, con su gama Actifry. Más chata, a la cubeta en este caso se accede por la parte superior, y además incorpora una pala giratoria automática. El funcionamiento es el mismo, por circulación de aire caliente, pero se facilitan los resultados más homogéneos ya que la máquina remueve los alimentos ella sola.

Tefal2

Además los modelos de Tefal cuentan con la tapa superior total o parcialmente transparente, para vigilar mejor el proceso de cocinado sin tener que abrir el aparato. La paleta puede ser un inconveniente para alimentos especialmente delicados; algunos modelos no admiten retirarla pero otros incluyen un cestillo adicional para preparaciones del tipo croquetas.

Freidora-horno multifunción

Más recientemente han aparacido en el mercado diseños más ambiciosos que apuestan claramente por la multifución, posiblemente enfocados a hogares sin horno de convección. Con un aspecto que recuerda sin tapujos a un pequeño horno de sobremesa, son aparatos más cuadrados, con apertura frontal de tapa transpartente, y un interior dividido en varios niveles donde se colocan bandejas o rejillas.

Freidora Lidl

Muy popular es el modelo de Lidl, agotado muy rápidamente en nuestro país tras ponerse a la venta en su tienda online. Son electrodomésticos que pueden sumar hasta 10 funciones, aunque todas se basan en la misma tecnología de aplicar aire caliente en circulación. La idea es poder replicar las técnicas de cocina básicas, desde la fritura hasta la parrilla, el grill o la deshidratación de alimentos. Algunas incluso cuentan con accesorios para brochetas o cocinar un pollo entero.

¿Merecen la pena?

La primera pregunta que deberíamos hacernos antes de invertir en cualquier aparato o electrodoméstico es si realmente nos va a resultar útil. ¿Voy a darle uso? ¿Lo necesito? Las cocinas son cada vez más limitadas en espacio y hay que saber elegir bien los trastos que van a ocupar sitio en ella.

Si ya disponemos de un horno que funciona bien y tampoco acostumbramos a freír demasiado, quizá no sea la mejor inversión de nuestra vida. Por el contrario, si no tenemos horno, tenemos poco tiempo para cocinar o nos gustaría consumir fritos más sanos y sin las molestias de freír, sí puede ser una buena apuesta.

Patatas2

Estos aparatos, especialmente los multifunción, nos pueden ahorrar otros artilugios como la plancha, la deshidratadora o el microondas. Además, como funcionan casi siempre con programas automáticos -e incluyen recetarios, en papel o en formato virtual-, pueden ser un salvadidas para novatos o personas que no tienen tiempo que perder en la cocina.

Las familias ajetreadas con niños suelen dar buen uso de estas freidoras, ya que es un recurso muy sencillo preparar grandes cantidades de patatas "fritas", alitas de pollo, san jacobos, empanadillas o croquetas, sin los olores ni riesgos de las frituras.

Eso sí, hay que tener en cuenta que siempre se necesita un mínimo de aceite para lograr resultados aceptables, y que los fritos que mejor salen son, precisamente, los ultracongelados que ya van prefritos. Y no son precisamente alimentos saludables, por mucho que nos ahorremos la fritura casera.

Es más saludable una merluza a la romana totalmente casera, frita a la temperatura adecuada con buen aceite de oliva virgen extra limpio, que unas barritas de pescado precocinadas preparadas en estos aparatos. Recordemos que las frituras, por sí mismas, no son tan insanas como acostumbramos a creer, si se hacen bien.

Qué tener en cuenta antes de comprar una freidora de aire

Una vez tengamos clara la decisión de compra, podemos barajar las opciones en función de diversos aspectos, según nuestras necesidades.

  • Presupuesto. Como siempre, hay una amplia gama de precios con la que tendremos que jugar en función del presupuesto del que dispongamos. Las marcas de más renombre son lógicamente más caras, aunque también suben de precio los modelos que suman más funciones.
  • Tamaño y capacidad. Tendremos que fijarnos bien en las medidas para que encaje en nuestra cocina y no esté condenada al olvido en un armario. Es importante tener en cuenta también la capacidad interior de cocinado, en función del volumen de comida que necesitemos manejar. Una familia con niños necesitará al menos 4 litros, mientras que una pareja o alguien soltero tendrá más que suficiente con 2 litros.
  • Diseño. Aquí entra en juego un poco el gusto personal, según nos resulte más atractivo o cómodo un diseño u otro. Es interesante valorar el sistema de mandos, si incluye pantalla digital o si permite ver el interior mientras se cocina. La paleta removedora automática puede facilitar el cocinado, pero también puede ser una molestia si se preparan alimentos más delicados. Las freidoras totalmente opacas obligan a estar más pendiente, a sacar la cubeta y remover manualmente los alimentos.
  • Comodidad de uso y limpieza. En línea con el punto anterior, nos puede resultar más cómodo un diseño frontal de cajón o uno de apertura superior. Lo importante es que sea fácil de manejar, que el panel de mandos sea amigable y sencillo, y que la limpieza sea fácil y rápida. También puede interesarnos comprobar si tiene partes aptas para el lavavajillas.
  • Materiales. El plástico de mala calidad da poca seguridad y tiende a estropearse más fácilmente. Es preferible apostar por acero inoxidable y materiales antiadherentes reforzados en la cubeta interior, así como las rejillas y posibles accesorios.
  • Potencia y eficiencia. A mayor potencia, más velocidad y efectividad de cocinado, aunque también sube el gasto. La eficiencia energética es un aspecto más a valorar, pues si una freidora es potente necesitará menos tiempo para cocinar.
  • Multifuncionalidad. ¿Nos interesan funciones más allá de las frituras sanas? Cuantos más extras incorpore un aparato, más sube el precio, por lo que no tiene sentido hacer la inversión si no les vamos a dar uso. Si ya cocinamos el pollo al horno, hacemos guisos en una crock-pot y tenemos una yogurtera, para poco nos servirá una freidora que sume todas esas funciones. Salvo que queramos reducir los electrodomésticos de casa para reunir todas las técnicas en un mismo chisme.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Las mejores freidoras de aire

Cecofry Compact Rapid Black

Cecofry

El modelo más compacto de la compañía española sigue el diseño iniciado por Philips. Tiene una capacidad de 1,5 litros, con 500 ml en el cestillo, que permite cocinar hasta 400 g de patatas de una vez, alcanza los 200ºC de temperatura y es programable hasta 30 minutos. Incluye varios modos automáticos de cocinado y también la función horno, para hacer verduras, pescados o carnes; además viene con un recetario en papel.

Cecotec Cecofry Compact Rapid - Freidora Dietetica sin Aceite,  900 W, Temperatura Ajustable hasta 200ºC, Temporizador 30min, Incluye Recetario, Capacidad 1,5L (400gr patatas)

Cecotec Cecofry Compact Rapid - Freidora Dietetica sin Aceite, 900 W, Temperatura Ajustable hasta 200ºC, Temporizador 30min, Incluye Recetario, Capacidad 1,5L (400gr patatas)

Aigostar Hayden 30 PYC

Aigostar2

Todavía más claramente "inspirada" en el modelo primigenio de la casa alemana, esta freidora de aire de Aigostar tiene una capacidad de 3,5 litros, también es programable hasta 30 minutos y alcanza los 200ºC de temperatura, apagándose automáticamente tras terminar. Es muy compacta y, como prácticamente todos estos aparatos, incluye la opción de descongelar y de hornear dulces como pequeños bizcochos o magdalenas.

Aigostar Hayden 30PYC - Freidora de aire sin aceite, 1500W, gran capacidad 3,5 l, cesta antiadherente, apagado automático, selector de temperatura. Libre de BPA.

Aigostar Hayden 30PYC - Freidora de aire sin aceite, 1500W, gran capacidad 3,5 l, cesta antiadherente, apagado automático, selector de temperatura. Libre de BPA.

Tefal Actifry Original

Tefal

El modelo más popular de Tefal se mantiene fiel a su diseño original, con el sistema de apertura superior, la tapa semi transparente y una cubeta con paleta incorporada. Esta freidora cuenta con capacidad para hasta 1 kg de alimentos, que debería ser más que suficiente para una familia de cuatro personas, y además incluye un cestillo adicional para "snackings", es decir, aperitivos más delicados como nuggets o albóndigas. Cuenta con un temporizador extraíble, incluye libro de recetas y una aplicación online para ampliar el recetario.

Tefal Actifry Original Snaking FZ711815 -  Freidoras sin aceite, hasta 1 kg de capacidad, con cocción homogénea, partes extraíbles aptas para lavavajillas, incluye accesorio snaking

Tefal Actifry Original Snaking FZ711815 - Freidoras sin aceite, hasta 1 kg de capacidad, con cocción homogénea, partes extraíbles aptas para lavavajillas, incluye accesorio snaking

Innsky Air Fryer Oven

Innsky

Ya presentamos este modelo como casi un clon alternativa a la agotada de Lidl, y que en el mismo nombre nos indica que está diseñada para funcionar como un horno. Siguiendo el modelo de apertura frontal con puerta abatible transparente, este aparato aúna 10 diez funciones, permitiendo freír, asar, hornear masas y dulces, cocinar a la parrilla o deshidratar frutas.

Para ello cuenta con varios accesorios que se adaptan a cada alimento y técnica, como brochetas metálicas, un asador para aves o rejillas extraíbles. Permite cocinar algunos platos a dos niveles, como un mini horno, y tiene una capacidad interior de 10 litros. Alcanza los 200ºC y se puede programar hasta 60 minutos. La pantalla digital cuenta con programas automáticos para que las dificultades de uso sean mínimas.

Innsky Freidora sin Aceite 10L 1500W Horno de Aire Caliente con 10 Programas, Pantalla LED Táctil, freidora de Aire Caliente con 6 Accesorios Gratis, Negro/Plateado (10 litros)

Innsky Freidora sin Aceite 10L 1500W Horno de Aire Caliente con 10 Programas, Pantalla LED Táctil, freidora de Aire Caliente con 6 Accesorios Gratis, Negro/Plateado (10 litros)

GOURMETmaxx

Gourmet2

Con la misma apuesta por esa multifuncionalidad y el diseño de horno de sobremesa, pero mucho más compacta y estilizada, tenemos en Amazon otra freidora parecida, ligeramente más potente y con capacidad de nueve litros. Incluye también casi los mismos accesorios, en este caso hasta diez brochetas metálicas frente a las seis del modelo anterior. Sus nueve funciones inclyen freír, asar, secar, asar, gratinar, hornear, descongelar, calentar y mantener el calor.

GOURMETmaxx Freidora Digital XXL de 9 litros de Aire Caliente | Freír Casi Completamente sin Grasa, freidora, Horno y Parrilla giratoria en uno

GOURMETmaxx Freidora Digital XXL de 9 litros de Aire Caliente | Freír Casi Completamente sin Grasa, freidora, Horno y Parrilla giratoria en uno

Philips Airfyer Premium XXL

Philip

Desde que lanzó su primer modelo, Philips ha ido renovando su Airfryer original y lanzando nuevas versiones más actualizadas y también de mayor tamaño. Esta freidora de gama alta está pensada para familias de hasta seis miembros o personas que acostumbren a tener muchos invitados en casa. Maximizando el espacio interior, pero tratando de no crear un armatoste muy aparatoso, tiene una capacidad para cocinar hasta 1,4 kg de patatas fritas o un pollo entero de una vez.

Permite freír, hornear, cocinar a la parrilla o recalentar con mejores resultados que el microondas, y cuenta con pantalla digital que facilita el manejo. Además, Philips ha desarrollado una nueva tecnología específica que se suma a la original Rapid Air, llamada Fat Removal, que separa el posible exceso de grasa durante el cocinado. Cuenta con cinco programas de cocinado automáticos, modo de conservación del calor y también incluye libro de recetas y una aplicación con consejos de uso y más recetas.

Philips AirFryer HD9652/90 Freidora sin aceite, con tecnología Twin TurboStar y accesorio divisor de sartenes, libro de recetas Incluido, tamaño familiar XXL, color negro, 2225 W, 1.4 kg

Philips AirFryer HD9652/90 Freidora sin aceite, con tecnología Twin TurboStar y accesorio divisor de sartenes, libro de recetas Incluido, tamaño familiar XXL, color negro, 2225 W, 1.4 kg

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores

En Directo al Paladar | Las mejores alternativas a una barbacoa para interiores, sin humos, pero con sabor a parrilla
En Directo al Paladar | Tijeras de cocina, el utensilio que casi todo el mundo tiene pero pocos valoran: por qué merecen la pena y cuáles son las mejores

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios