Publicidad

Cebolla caramelizada: las mejores combinaciones para disfrutarla (con vídeo incluido)

Cebolla caramelizada: las mejores combinaciones para disfrutarla (con vídeo incluido)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La cebolla caramelizada tiene muchos usos en la cocina, casi tantos como imaginación tenga quien la utilice. En Directo al Paladar somos muy fan de ella y os hemos enseñado a preparar cebolla caramelizada de forma tradicional, en Thermomix, y hemos compartido el secreto para acelerar su caramelización y tenerla lista en diez minutos. Ahora toca hacer uso de ella con las mejores combinaciones para disfrutarla.

Por todos es conocido que combina especialmente bien con foie y queso de cabra, el contraste dulce y salado es soberbio. Menos popular, pero igualmente acertado es el casamiento entre cebolla caramelizada y berenjena. Las tres recetas que os mostramos a continuación, con vídeo y explicadas en texto, demuestran que estas son las mejores combinaciones para disfrutar la cebolla caramelizada: panna cotta de foie con cebolla caramelizada, tartaletas de cebolla caramelizada y queso de cabra al tomillo y sándwiches de masa filo, berenjena y cebolla caramelizada. ¿Por cuál vais a querer empezar?

Panna cotta de foie con cebolla caramelizada

Suave y cremosa: así es la panna cotta de foie con cebolla caramelizada. La presentación en vasito la convierte en una elaboración perfecta para una comida o cena de picoteo e informal. No caigáis en la tentación de servir porciones más grandes, esta panna cotta es muy saciante.

Panna Cotta De Foie Con Cebolla Caramelizada
  • Ingredientes. 5 cucharaditas de cebolla caramelizada, 100 g de foie gras de pato, 200 g de nata líquida para montar (35% M.G.), 1 hoja de gelatina (2 g), sal, pimienta negra molida y 50 g de azúcar moreno.

  • Elaboración: Remojamos la hoja de gelatina, en agua fría, durante 5 minutos. Mientras tanto calentamos la nata y el foie en un cacito. Removemos con unas varillas para que se disuelva bien el foie y salpimentamos al gusto. Cuando llegue a ebullición retiramos del fuego, añadimos la hoja de gelatina bien escurrida y removemos hasta integrar. Repartimos la cebolla caramelizada en cinco vasitos, cubrimos con la crema de foie y dejamos enfriar hasta solidificar. En el momento de servir, espolvoreamos con azúcar moreno y caramelizamos con un soplete.

Tartaletas de cebolla caramelizada y queso de cabra al tomillo

Estas tartaletas con base de hojaldre son un bocado exquisito, sobre todo si las tomamos recién salidas del horno. Las podemos acompañar de unas gotas de reducción de vinagre balsámico. Si no disponemos de él en casa, solo tenemos que cocer vinagre en un cacito a fuego suave hasta que reduzca su volumen a la mitan.

Hojaldre De Queso De Cabra Y Cebolla Caramelizada
  • Ingredientes: cebolla caramelizada, 1 lámina de hojaldre, 100 g de rulo de queso de cabra sin corteza, 2-3 ramitas de tomillo fresco, 1 huevo y reducción de vinagre balsámico (opcional).

  • Elaboración: Cortamos el hojaldre en discos, colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y pinchamos el interior con un tenedor. Pincelamos el borde con huevo batido. Colocamos un poco de cebolla caramelizada y queso de cabra desmenuzado en el centro y espolvoreamos con unas hojas de tomillo. Cocemos en la parte baja del horno, precalentado a 210º C, durante unos 15 minutos o hasta dorar. Servimos calientes, decorando con unos hilos de reducción de vinagre balsámico (opcional).

Sándwiches de masa filo, berenjena y cebolla caramelizada

Esta es una combinación ganadora. No solo por el sabor de sus ingredientes, sino también por la mezcla de texturas. Lo tiene todo: el crujiente de la masa filo y la melosidad de la berenjena. La presentación es muy lucida y estos sándwiches son dignos de incluir en grandes celebraciones.

Bocaditos De Berenjena Y Cebolla Caramelizda
  • Ingredientes: cebolla caramelizada, 4 láminas de masa filo, 1 berenjena, aceite de oliva virgen extra, miel y semillas de sésamo.

  • Elaboración: Laminamos la berenjena, pincelamos con aceite y marcamos a la plancha por ambas caras. Cortamos cada lámina de pasta filo en tiras de unos 4cm de ancho y las plegamos en zig zag, procurando darle forma cuadrara. Para cada sándwich necesitamos dos tiras. Las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y cocemos en el horno, precalentado a 200º C, durante cinco minutos o hasta dorar. Montamos cada sándwich colocando cebolla caramelizada sobre un cuadradito de masa filo, cubrimos con dos láminas de berenjena, más cebolla caramelizada y, por último, otro cuadradito de masa filo. Acabamos con un hilo de miel por encima y semillas de sésamo tostado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir