Publicidad

Cinco vinos blancos para acompañar una Semana Santa "pescadera"

Cinco vinos blancos para acompañar una Semana Santa "pescadera"
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos a pocos días de la llegada de la Semana Santa y quiero proponeros unos vinos que ensamblan a la perfección con platos de pescado por si alguno de vosotros profesa la tradición de no comer carne durante esta semana o simplemente le apetece armonizar una serie de vinos con pescados y mariscos.

Os anuncio que el Enófilo 2.0. seguirá manteniendo una dieta equilibrada y por ello no dejará de comer carne en esos días, que no es cuestión de acabar con una tradición arraigada en mí desde niño. Pero si el tiempo continúa caluroso y soleado (no quiero quitaros la ilusión pero os apuesto lo que queráis a que el Jueves y el Viernes Santo llueve) apetecerá tomarse unos vinos blancos bien fríos acompañados de "frutillos del mar".

He preparado una especie de ranking con cuatro vinos blancos y una manzanilla que a buen seguro que harán las delicias de todos por su calidad y por su ajustado precio. He decidido colocarlos en orden ascendente de precios, de menor a mayor, para facilitaros el trabajo de búsqueda. También he querido que los vinos elegidos fueran distintos entre sí en cuanto a variedades de uva y procedencia geográfica.

1. Atino verdejo: frescura de Rueda

Atino

Éste es un vino de Bodegas Herrero que elabora el enólogo José María Herrero con uvas procedentes de viñedos segovianos que van desde los quince a los sesenta años de antigüedad. Es un vino muy fresco, alegre y frutal que servido frío será del gusto de todos los que buscan un vino fácil de beber y que no aburra. Y lo mejor de todo es que su precio ronda los 5 euros.

2. Namorío: un albariño para todo el mundo

Namorío

Este vino de la D.O. Rias Baixas es un monovarietal Albariño de la subzona de Salnés creado en la bodega Valdamor. Se trata de un vino muy equilibrado, lleno de vida y muy sabroso que combina perfectamente con cualquier tipo de pescado o marisco. Es de trago fácil debido a su frescura y sabor que nos trae recuerdos salinos del Atlántico. Y encima es un albariño que está muy bien de precio puesto que no llega a los 7 euros.

3. La Jaca: una manzanilla muy original

Manzanilla La Jaca

Este ha sido uno de mis últimos descubrimientos. Quería que en este particular ranking entrara un vino generoso fresco y lleno de vida y qué mejor que fuera una manzanilla. Para ello probé muchas en el extraordinario Sherry Festival celebrado esta semana en Madrid y del que espero hablaros próximamente. La que más me gustó fue esta de Álvaro Domecq que se bebe sola por su ligereza y frescura. Impresionante para acompañar pescados y mariscos andaluces. Su precio es de poco más de 7 euros. Manzanilla muy original y riquísima.

4. Jean Leon 3055 Chardonnay: un Penedés elegante

Jean Leon 3055 Chardonnay

Incrementamos el final seco de los vinos que hoy os recomiendo con este D.O. Penedés monovarietal Chardonnay de la bodega Jean Leon. En nariz es fresquísimo, lleno de aromas a frutas con hueso y cítricos, así como a flores blancas y heno. En boca descubrimos todo un señor vino lleno de untuosidad y frutas muy frescas y tropicales. También vamos a notar matices almendrados y florales. Un gran vino para los amantes de los blancos con un final seco. Su precio ronda los 10 euros.

Algún día os contaré la increíble historia de Jean Leon, un taxista santanderino que se embarcó como polizón en un barco camino de EE.UU. donde hizo fortuna en el mundo de la hostelería de lujo haciéndose amigo de muchas de las celebridades de Hollywood. Todo un made-self man

5. Carisma: el vino blanco de los Pirineos

Carisma

Este vino no está adscrito a ninguna Denominación de Origen y se elabora en la bodega Montant i Ssell enclavada en los Pirineos catalanes, en la comarca ilerdense del Alt Urgell. Carisma es un coupage al 50% de Gewürztraminer y Riesling, uvas de origen alsaciano, que se realiza tras la fermentación en depósitos de acero inoxidable. Guarda reposo durante cinco meses en contacto con sus lías antes del embotellado. los viñedos de los que procede se encuentran en la Sierra de Sant Joan a unos 1.200 metros de altitud.

Estamos hablando de un vinazo que en nariz es pura fruta con recuerdos a melocotón y a lichi, además de poseer gloriosas notas cítricas. En la boca sentimos rápidamente una cierta acidez cítrica (pomelo y limón) y mineral, seguida de una sensación de efervescencia, aunque no estamos hablando de un vino con aguja. Esa mineralidad aporta un toque salino que atempera la acidez haciendo que el vino se muestre muy equilibrado. Se trata de un vino con mucha personalidad que llena la boca y apetece masticar. Su complejidad nos lleva a la conclusión de que es un vino fresco aunque no exento de un final largo y muy agradable. Su precio está algo por encima de los 13 euros.

Con este listado espero haberos ayudado a elegir los vinos blancos que formarán parte de vuestras mesas durante los próximos días de vacaciones, claro, aquellos que tengáis la inmensa suerte de tener vacaciones. El resto tendremos que conformarnos con abrirnos unas botellitas y degustar unas buenas torrijas caseras para hacer que el tiempo pase más ligero y de forma más agradable.

Pasadlo muy bien y tened mucho cuidado en la carretera.

Salud y a catar.

Dankeschön Do.

En Directo al Paladar | Las mejores recetas de torrijas en Directo al Paladar En Directo al Paladar | El bacalao de Cuaresma de Carme Ruscalleda

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir