Compartir
Publicidad
Publicidad

Marcel Lapierre Morgon 2007

Marcel Lapierre Morgon 2007
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco les contaba como un Leroy Bourgogne Blanc 1998 desmontaba dos de los tópicos de la borgoña: no comprar vinos que lleven en la etiqueta ni la palabra “Bourgogne”, ni la palabra “Négociant”.

Pues bien, este Morgon de Marcel Lapierre desmonta otro mito: huir de Beaujolais.

No debemos caer en la tentación, aunque la verdad es que nos lo ponen muy fácil con tanta publicidad, de asociar “Beaujolais” con “Beaujolais Nouveau”. Nada de eso. El Beuajolais Nouveau es un fenomeno comercial que inunda París, Francia y el mundo entero cada noviembre con el vino de la nueva cosecha en la zona del Beaujolais. Cada tercer jueves de noviembre desde hace más de 50 años llega a todas las tiendas, bares, restaurantes y terrazas el vino nuevo, afrutado, sencillo y fresco. La fiesta estalla y las copas se llenan.

Pero, claro, todos se apuntan al carro y llegan los abusos: maduraciones deficientes, levaduras aromatizadas, excesos de prensa. La calidad del producto se resiente.

Pero como les decía, no todo el Beaujolais es Nouveau. La apelación genérica da paso a los Beaujolais Villages; y éstos a los Crus del Beaujolais, la cima en cuanto a calidad.

Y Morgon es uno de ellos. Un terruño particular constituido por rocas descompuestas y por pizarras, plantado en su mayoría con la variedad Gamay que, tratada como debe, da vinos de colores profundos y aromas de regaliz, violeta y cereza. Un vino que no suele ser apto para envejecer pero que nos hace disfrutar por su juventud y frescura.

Y Marcel Lapierre es uno de los productores de Morgon que cuida su producto volviendo a sus raíces: vendimia manual, viticultura en “bio”, escaso tratamiento con SO2, bajos rendimientos…

M. Lapierre Morgon 2007. Botella

Y así su Morgon 2007 se muestra como lo que es: un vino puro. Fruta roja, fruta y más fruta, pero sin concesiones a la golosidad, recto, mineral, sin los mareantes aromas a chuches tan habituales por desgracia en la gamay. En boca fresco, con la tanicidad presente pero sin aristas, integrada en un paso de boca sin amargores, sin despuntes de alcohol y sin maderas sofocantes. Sí, señor. Un vino joven ya en su plenitud. Aunque eso les suene contradictorio por definición.

M. Lapierre Morgon 2007

Zona: AOC Morgon / Beaujolais / Francia
Variedades: 100% Gamay
Graduación: 12,5% Alc.
Precio: 15-18 euros
Puntuación: 8,5

Más información | Domaine Lapierre
En Directo al Paladar | Leroy Bourgogne Blanc 1998
En Directo al Paladar | Tapa de guisantes y panceta. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos