Cómo cocer bien los huevos

Sigue a Directo al Paladar

huevo_cocido.jpg

Alguna vez quieres cocinar huevos duros y tienes el problema de que quedan demasiado blandos, otras veces los quieres elaborar pasados por agua, y sucede lo contrario. El secreto está en determinar los tiempos de cocción, pues serán la clave del éxito.

Influye mucho el tamaño del huevo, ya sabemos que en el mercado hay varios tamaños que están determinados por siglas (igual que la ropa M, L, XL…), pues bien, cuanto más pequeño es un huevo, menos tiempo tiene que cocer. Además también influye la temperatura del agua, la del huevo y la frescura de éste.

Por eso es aconsejable sacar los huevos de la nevera una hora antes de su cocción. Si los quieres hacer pasados por agua, con una clara casi cuajada muy blanca y que la yema esté líquida, deberán estar al menos 2-3 minutos en agua hirviendo. En el caso de que quieras la clara cuajada y la yema semi-líquida, deberán estar 4-5 minutos.

Dentro de los huevos duros también hay dos modalidades, el huevo duro “blando”, en el cual la yema y la clara están cuajadas, pero justo la parte central de la yema está algo cremosa. Para elaborar este tipo de huevo duro, hay que introducirlos en agua fría y una vez que empiece la ebullición, cocerlos de 6 a 8 minutos.

Si lo que quieres es un huevo duro “duro”, cúbrelo con agua fría y cuécelo 10 minutos a partir de la ebullición, pero no los cuezas más de este tiempo, ya que se podría formar un halo oscuro casi verdoso alrededor de la yema, y para que sea más agradable a la vista, lo ideal es que la yema tenga un color amarillo pálido.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios