Cómo preparar el risotto

Síguenos

risotto.jpg

En alguna que otra ocasión hemos elaborado un rico risotto, la experiencia sin duda es un grado, conforme más veces lo hemos elaborado, mejor nos ha salido.

Preparar un delicioso rissotto implica usar ingredientes adecuados, un tiempo de cocción exacto así como la intensidad de esta. Es importante que quede con una textura cremosa, blanda en el exterior pero firme en su interior, para preparar adecuadamente un risotto italiano, hay que seguir una serie de consejos que dan quienes lo saben elaborar perfectamente.

El arroz es preferible que sea redondo y de grano corto, nunca debe ser de grano largo y mucho menos un arroz evaporado. Cuando incorporemos el caldo o el vino al arroz, éstos deben estar bien calientes, ya que añadirlo frío cortaría la cocción y los granos quedarían deshechos por fuera y duros por dentro a causa del contraste de la temperatura.

Si incorporamos un líquido al arroz, éste no debe estar excesivamente salado, pues durante su evaporación se produce una mayor concentración de sal, con lo que quedaría un plato excesivamente salado. Deberemos probar el arroz a los 20 minutos de su cocción para encontrar el punto ideal, el arroz debe estar blando por fuera y un poco duro por dentro. Si lo encontramos así, hay que apartarlo del fuego y dejarlo reposar unos minutos antes de su servicio.

Pero claro, si damos las explicaciones y no incluimos la receta, sería algo totalmente ilógico, a continuación explicamos la receta base del risotto para cuatro personas.

Necesitarás una cebolla picada finamente, 350 gramos de arroz redondo corto, ½ vaso de vino blanco, 75 gramos de mantequilla, 1 litro de caldo de carne, 75 gramos de queso parmesano rallado, sal, pimienta y una pizca de azafrán.

Rehogaremos la cebolla en una cazuela junto a la mitad de la mantequilla a fuego lento vigilando que la cebolla no llegue a dorarse. Seguidamente añadiremos el arroz y removeremos para que la cebolla se mezcle bien con él, siempre a fuego lento y vigilando que el arroz no se tueste.

Ahora añadiremos el vino y esperamos que el arroz lo absorba, a continuación ya podemos añadir el caldo previamente calentado (hirviendo) y no dejaremos de remover. Disolvemos el azafrán en un poco de caldo y lo añadimos también, el tiempo de cocción estará comprendido entre 20 y 25 minutos, recuerda ir probando de vez en cuando el arroz hasta que notes que tiene la textura adecuada.

Ya podemos añadir el resto del queso y la mantequilla y mezclar bien todos los ingredientes y rectificar de pimienta y sal en el caso de que sea necesario. Ya tienes la receta base del risotto, ahora sólo falta hacer volar nuestra imaginación y elaborar auténticas delicias.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios