Los ñoquis, su elaboración

Sigue a Directo al Paladar

gnocchis.jpg

Qué tendrán los ñoquis que en nuestra casa los devoramos, cuando los comemos con esa salsa de tomate bien condimentada con pimienta, romero y otras hierbas y siempre acompañando con el queso parmesano rallado, es para hacer una fiesta.

Si no has preparado nunca los ñoquis, ponte manos a la obra y ya nos dirás que te han parecido. Os daremos la receta para elaborar ñoquiis para dos personas, si son más, sólo tendréis que aumentar proporcionalmente los ingredientes.

Necesitaras ½ kilo de patatas, 1 huevo, 150 gramos de harina, nuez moscada y sal. Aunque los ingredientes son pocos, los gnocchis tienen algo de trabajo pero merece la pena.

Dispón una olla con agua y hierve las patatas, pero no las peles, ya lo harás una vez que estén hervidas, a continuación pásalas por el pasapurés y dispón la masa resultante (el puré de patatas) sobre una superficie de trabajo.

gnocchis_cortandolos.jpgAhora formaremos un montoncito con la pasta y en el centro haremos un hueco para introducir el huevo cascado, condimentamos todo el conjunto con sal, añadimos la mitad de la harina y terminamos espolvoreando un poco de nuez moscada. Nos disponemos a amasar el compuesto e introduciremos de vez en cuando un poco más de harina hasta acabarla.

Para saber si la masa esta ya en su punto, bastará con fijarnos que no se nos pega en las manos, pero además debemos verificar que realmente es así y la mejor manera es cortar la masa por la mitad para comprobar que este bien compacta.

Ahora se trata de dividir la pasta en varios trozos y cada trozo lo convertiremos en un cilindro haciéndolo rodar hacia delante y hacia atrás. Recuerda enharinar la superficie donde elaborarás los cilindros, estos deberían tener como mucho un par de centímetros de diámetro para que los ñoquis sean los adecuados.

Cuando ya tenemos todos los cilindros formados, los disponemos en filas paralelas para cortarlos en trocitos de un par de centímetros con la ayuda de un cuchillo enharinado.
dando_forma_gnocchis.jpg
Ahora deberás decidir que forma darle a los ñoquis, con forma espiral, ondulada, etc. En este caso vamos a elegir la forma ondulada, para ello, utilizamos un rallador cóncavo, lo enharinamos y aplastamos con cuidado los ñoquis sobre la superficie cóncava, asi conseguiremos la forma ondulada y los agujeritos del rallador le darán un vistoso relieve.

Ya están hechos, ahora basta con cocerlos en una gran olla con abundante agua hirviendo. Cuando veas que los ñoquis empiezan a flotar sobre la superficie del agua, añade un poco de agua fría para que se rompa el hervor y con la ayuda de una rasera, sácalos y escúrrelos, seguidamente, rectifícalos de sal y ya están listos para aderezar.

La salsa será cosa tuya, te sugerimos la clásica de tomate condimentada con hierbas, aunque también puedes aliñarlo simplemente con aceite de oliva o degustarlos con salsa roquefort, todos ellos sabrosos aderezos para acompañar a los ñoquis, pero a ver que te parece la salsa que prepara Otto para los gnocchis.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios