Mark Angeli Les Vielles Vignes des Blanderies 2002

Sigue a

Directo al Paladar | Nicolas Joly, Savennières

Foto: Nicolas Joly, Desherbage par les moutons d’Ouessant.

El otro día estuvimos catando unos vinos de Chenin Blanc con unos amigos. Claro, el grueso de la cata eran vinos procedentes del Valle del Loira: Anjou, Jasnières, Savennières, Vouvray, Coteaux du Layon… y, para dar el contrapunto, pusimos también un Penedés. Así, nos dimos un repaso a las diferentes vinificaciones de la Chenin con cinco secos (o más o menos secos), y dos dulces (Moelleux).

Una de las primeras cosas que nos llamaron la atención en los productores que elegimos fue que la mayoría de ellos trabajan sus tierras de forma biodinámica: Mosse, Eric Nicolas, Mark Angeli, Joly, Huet, Jo Pithon. ¿Qué pasa en el Loire con la biodinámica?

Parece que es una forma de viticultura que gusta a los agricultores de la zona. Rudolf Esteiner estaría orgulloso. Y Nicolas Joly, como mínimo, acompañado. Si les interesa el tema, vean este completo artículo de Amaya Cervera que no me canso de recomendar.

Pero nosotros volvamos a la cata. Dos de los vinos que más gustaron a los asistentes fueron, en dulce, el gran Moelleux del Domaine Huet, Le Haut-Lieu 1ère Trie 1997, en Vouvray; y en seco, este Mark Angeli Les Vielles Vignes des Blanderies 2002 que les presentamos hoy.

La Ferme de la Sansonnière, es el nombre del dominio que Mark Angeli dirige en la población de Thouarcé, en Anjou, en el curso medio del Valle del Loira. Sus viñedos se hallan ubicados en plena AOC Bonnezeaux, famosa por sus vinos dulces.

Pero M. Angeli no estaba dispuesto a seguir al rebaño y se negó a elaborar por sistema vinos dulces en cada añada. Empezó a vinificar en seco sus vinos de parcela: Les Fouchardes, La Lune, Les Blandieres; y además de forma biodinámica.

Actualmente sus métodos, digamos heterodoxos: rosados botrytizados, recuperación de vides de pie franco olvidadas, plantaciones “en foule”, causan adhesiones y estupefacción a partes iguales. Todo un personaje. Ya nos hablaron de él los amigos pistoYnopisto que tuvieron la suerte de conocerlo.

Hoy nosotros nos centraremos en su vino de la parcela de les Blanderies. Del 2002. Un vino 100% chenin blanc, procedente de cultivo biodinámico, huérfano de AOC, un vin de table. Aun así, de notable calidad, por no decir excelente. Al inicio nos sorprendió por sus notas de fruta ciertamente evolucionada, quizás demasiado, con esas notas de azúcar quemado que no auguraban nada bueno. Pero con el aire cambió, se abrió hacia notas más frutales, muy agradables, de compota, con fruta blanca y flores. En boca, fresco, nada agresivo con sus 14º de alcohol. Seco, suave y aterciopelado, con una estructura en boca bien equilibrada. Un buen vino, sin duda.

Tómenlo fresco pero no muy frío, y si puede ser con una media horita de decantación previa. Puede sentarle bien, a pesar de su sequedad, a unos entrantes con foie, así como a la mayoría de platos de pescado o aves.

Pero antes de marcharnos, aquí tienen este video: ¿Quieren ver la Groilleau Gris botrytizada para su rosado Un Rose d’un Jour?

Mark Angeli Les Vielles Vignes des Blanderies 2002

Zona: Vin de Table de France / Anjou, Val de Loire / Francia
Variedades: 100% Chenin
Graduación: 14% Alc.
Precio: 40-45 euros
Puntuación: 8,8

Más información | Coala Gourmet
Foto | Nicolas Joly
En Directo al Paladar | Rulo de cabra y foie caramelizado con cebolla frita
En Directo al Paladar | Bacalao con piñones

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario