Compartir
Publicidad

Ossa di morto o huesos de muerto de almendra. Receta de Halloween

Ossa di morto o huesos de muerto de almendra. Receta de Halloween
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo nunca he renegado de Halloween porque me gusta quedarme con lo mejor de cada tradición, y hay que reconocer que toda su parafernalia es divertida. Sobre todo en la cocina, claro, una excusa estupenda para dejarse llevar y jugar con la mitología clásica de monstruos, brujas, vampiros y demás criaturas. Este año sin embargo me llaman más los dulces más tradicionales, como los ossa di morto o huesos de muerto de almendra.

Estas galletas se suelen preparar en Italia con motivo del día de Todos los Santos; los podemos relacionar con nuestros huesos de santo aunque la masa es muy diferente. La receta la encontré la en una página estadounidense y es la que he adaptado, aunque hay diferentes versiones. Es el típico dulce tradicional del que cada familia tiene sus trucos, y me gusta sobre todo el toque rústico que tiene. Lo ideal es preparar la masa un día antes, aunque confieso que no he tenido tanta paciencia.

Ingredientes para unas 30 unidades

  • 250 g de azúcar glasé, 1/2 cucharadita de sal, 80 g de almendra molida, 240 g de harina, 1/2 cucharadita de canela molida, 1/2 cucharadita de esencia de almendra o de almendra amarga, 2 huevos L, 20 g de leche, un poco de harina extra para trabajar la masa y azúcar glasé para espolvorear (opcional).

Cómo hacer ossa di morto o huesos de almendra

La masa de estos dulces me ha recordado mucho a unas galletas típicas de Suiza que deben dejarse reposar antes de hornear por lo menos 24 horas para alcanzar su textura deseada. La idea es que se sequen por fuera y en el horno salga un "pie"; así quedan duras y crujientes por fuera, tiernas y abizcochadas por dentro. Yo quería esta vez una galleta bien crujiente así que solo dejé reposar la masa dos horas, pero podéis elegir.

Mezclar en un recipiente mediano el azúcar con la sal, la almendra molida, la canela y la harina, con unas varillas para quitar los grumos más grandes. Agregar los huevos, la esencia de almendra y la leche, y empezar a batir con una batidora de varillas hasta tener una masa homogénea.

Agregar un poco de harina o de almendra para conseguir la textura de la foto. Debe ser muy blanda y algo pegajosa. Si queremos trabajarla mejor, se puede dejar enfriar un rato en la nevera. Tomar pequeñas porciones y amasar con las manos enharinadas o con un poco de azúcar glasé. Dar forma de cilindros de unos 10-12 cm de largo y practicar unos cortes en los extremos. Enrollar estos cortes hacia dentro para formar los huesos.

Repartir en dos bandejas cubiertas con papel de horno, dejando un ligero espacio entre ellos. No se debería añadir demasiada harina para que no queden muy duros, pero sí es recomendable enharinar la superficie de trabajo para que no se peguen. No hay que preocuparse mucho por el aspecto, al fin y al cabo buscamos una apariencia algo rústica.

Dejar secar al aire, sin tapar, dos horas o toda la noche. Precalentar el horno a 160ºC y hornear una bandeja cada vez durante unos 20 minutos, hasta que se empiecen a dorar un poco. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de guardar en recipiente hermético.

Huesos de Muerto de almendra. Pasos

Tiempo de elaboración | 1 hora más el reposo
Dificultad | Media

Degustación

Los huesos de muerto de almendra aguantan muchos días si se guardan en una caja o bote hermético, y son ideales para mojar en lo que más nos guste. Podemos decorarlos con azúcar glasé tamizado o cambiar el aroma añadiendo más canela, vainilla, semillas de anís o ralladura de cítricos.

En Directo al Paladar | 11 brebajes divertidos para la fiesta de Halloween
En Directo al Paladar | Huesos de merengue con vainilla. Receta para Halloween

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos