Sigue a

Tarta de queso sin horno

Os presentamos una forma rápida, fácil y original de preparar una tarta de queso sin horno, le encanta a los niños ya que es dulce y fresquita.

No ha sido mi caso hoy, pero sirva de referencia a los que tenga niños pequeños en casa, es una receta estupenda para que preparen ellos, no corren el peligro de quemarse, se entretendrán, se divertirán y se sentirán como grandes chefs; eso si no garantizo que la cocina quede limpia.

Ingredientes de la tarta de queso sin horno

150 gramos de galletas (tipo digestive), 50 gramos de mantequilla, 200 gramos de queso crema, 400 gramos de leche condensada, el zumo de 2 limones.

Cómo hacer tarta de queso sin horno

Con la ayuda de una mini robot de cocina, o de una rústica y clásica mano de mortero, machacamos y hacemos migas las galletas.

Derretimos la mantequilla y la volcamos sobre las migas de galletas, lo revolvemos y mezclamos bien.

Repartimos las migas de galletas con mantequilla, en un molde para pasteles desmoldable o en moldes individuales. Prensamos con la ayuda de una cucharilla o con los dedos, para compactar la masa.

Tarta de queso crema sin horno

En un bol ponemos el queso crema y la leche condensada, batimos hasta conseguir una masa sin grumos. Añadimos el zumo de los limones y volvemos a batir.

Repartimos la crema sobre el molde, intentando dejar la superficie uniforme. Dejamos enfriar en la nevera.

Tiempo de elaboración | 5 minutos + 60 minutos en la nevera

Dificultad | Mínima

Degustación de la tarta de queso sin horno

Sóllo vamos a necesitar una cuchara para comérnosla. Claro que si queremos adornarla un poquito podemos ponerle unas rodajitas finísimas de limón, un puñado de frutos del bosque o un poco de mermelada de fresas, naranajas, frambuesa o la que más te guste.

En Directo al Paladar | Tarta de queso

En Directo al Paladar | Tarta crujiente de queso mascarpone y fresas. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios