Sigue a Directo al Paladar

tiras de pollo con pesto

Siempre tengo filetes de pollo en mi nevera, o para ser más exactos en el congelador. ¡Anda que no me resuelven papeletas cuando ando mal de tiempo! El otro día sin ir más lejos resolví una comida con esta receta rápida de tiras de pollo en costra de pesto que estoy seguro que os va a encantar.

Además así voy dando salida a las hojas que me quedan en la planta de albahaca, que está ya en las últimas con la llegada de los fríos. Para hacer esta receta podéis usar pesto ya preparado o haceros vuestra propia salsa casera como vimos al preparar estos macarrones al pesto con jamón ibérico y nueces.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 pechugas de pollo sin filetear, 4 cucharadas soperas de salsa pesto casera, 4 cucharadas de queso rallado para gratinar, sal y pimienta
  • Salsa pesto: 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un manojo de albahaca, un diente de ajo, 100 gr de piñones y 100 gr de parmesano

Cómo hacer tiras de pollo en costra de pesto

Comenzaremos preparando la salsa pesto, si no la tenemos hecha con anterioridad. Si no tenéis albahaca podéis hacer pestos diferentes usando rúcula, espinacas baby u otras hojas verdes con sabor intenso y también os gustará el resultado. Trituramos todos los ingredientes hasta obtener una crema.

Una vez descongeladas las pechugas de pollo, las cortamos en tiras de un centímetro de grosor de forma longitudinal como véis en las imágenes. Con un cuchillo afilado no tendréis problema. Una vez cortadas las salpimentamos y reservamos. Precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo.

En una fuente de horno, colocamos la mitad de la salsa pesto de forma que sirva de base. Con mucho cuidado vamos colocando las tiras de pollo sobre el pesto, procurando ocupar toda la superficie de la fuente. Después tapamos las tajadas de pollo con el resto del pesto y cubrimos la fuente con papel aluminio.

tiras de pollo pesto paso paso

Horneamos durante 20 minutos, transcurridos los cuales, sacamos la fuente, retramos el papel aluminio y cubrimos con abundante queso rallado para gratinar a 220º durante 5 minutos hasta formar la costra.

Podéis usar cualquier queso que os guste. Aunque la receta en la que me basé hablaba de mozzarella, yo usé queso de oveja curado y quedó de impresión. En el proceso de gratinado, la salsa de color verde tomará un color dorados y pardo muy apetecible.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Para acompañar las tiras de pollo con costra de pesto, podéis preparar una ensalada ligera o aprovechando que el horno va a estar encendido preparar una guarnición de patatas, zanahorias y cebolla.

En Directo al Paladar | Tosta de pan de centeno con pesto y lascas de jamón. Receta
En Directo al Paladar | Pincho de patatas asadas con pesto y anchoas. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios