Sigue a

Alboronía

Existen tantas maneras de cocinar la alboronía, como cociner@s, aunque algunos le cambian el nombre y le llaman pisto, xanfaina, fritada y de alguna manera más que ahora mismo no recuerdo. En fin, por algo algunos la consideran la madre de todos los pistos y por algo todos coinciden en algo, está muy bueno.

La receta de hoy es tal y como lo cocina mi madre, aunque he de decir que incluso ella la varía según tenga ingredientes en la nevera o no, unas veces va con pimientos, otras con calabaza, otras con más calabacín, otras con más berenjena.

Los ingredientes

1 calabacín, 1 berenjena, 5 tomates maduros, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 3 patatas, aceite de oliva, sal, azúcar.

La preparación de la alboronía

Troceamos la cebolla, el ajo y el tomate. En una sartén grande con un buen chorreón de aceite ponemos a dorar la cebolla y el ajo, cuando estén dorados añadimos el tomate y una pizca de azúcar para matar el ácido del tomate y dejamos sofreír.

Preparación de la Alboronía

Mientras, lavamos y troceamos el calabacín y la berenjena. Los añadimos a la sartén, cuando el sofrito anterior esté listo, salamos y dejamos cocer durante unos 30 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Preparación de la Alboronía

Pelamos las patatas y las troceamos con cortes similares a los del calabacín y la berenjena. Las freímos en una sartén aparte y reservamos.

Tiempo de preparación | 10 minutos
Tiempo de cocción | 30 minutos
Dificultad | Fácil

La degustación

Lo servimos poniendo como fondo las patatas fritas.

Esta receta es una de esas que gana en sabor de un día para otro.

Como me gusta presumir de muy fina, yo pongo las patatas como fondo, aunque mi madre mezcla las patatas fritas con las verduras un rato antes de servir y, si soy sincera me gusta más como le queda a ella que como me queda a mí.

Es una receta ideal para aprovechar esos restos verduras que nos quedan en la nevera de vez en cuando, como pimiento, calabaza o zanahoria. A muchos les gusta bien subidito de ajo y a otros, sobre todo a los de procedencia árabe, les gusta dulzón añadiendole miel y frutos secos.

En Directo al Paladar | Pisto manchego con huevos escalfados. Receta
En Directo al Paladar | Receta de fritailla de calabaza
En Directo al Paladar | Ensaladilla de judías verdes. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios