Haz el borsch, no la guerra: una campaña para ayudar a Ucrania a través de su plato nacional

Haz el borsch, no la guerra: una campaña para ayudar a Ucrania a través de su plato nacional
Sin comentarios

El borsch o borscht es una sopa de remolacha popular en toda Europa del Este y Rusia, pero también en Norteamérica, donde se popularizo de mano de la emigración judía. Aunque numerosos grupos reclaman su invención, parece claro que su origen es ucraniano, un país que lleva ya casi 20 días en guerra tras la invasión rusa.

Mientras se intensificación los ataques sobre Kiev se recrudece la crisis humanitaria y son numerosas las iniciativas que tratan de recaudar fondos para paliarla, también a través de la gastronomía.

La organización alemana Kitchen Guerrilla ha lanzado un reto en redes sociales que bajo el lema #Makeborscthnotwar anima a cocinar el plato ucraniano, compatirlo en redes y hacer una donación a la Ukrainian Relief Unit.

“#MakeBorschtNotWar se presenta como una acción de guerrilla mundial, un llamamiento y una declaración: contra la guerra y por la paz, porque condenamos todo acto de guerra que atente contra la soberanía de un país, la democracia y los derechos humanos básicos”, explican sus organizadores.

El mundo de la gastronomía se vuelca con Ucrania

La iniciativa ha encontrado el respaldo de muchos cocineros aficionados y profesionales, como Andoni Luis Aduriz, que se encuentra en la ciudad polaca de Gdansk junto a Paco Pérez, con el que está cocinando en apoyo a los refugiados.

Al margen de iniciativas como la de Kitchen Guerilla, es la ONG de José Andrés, World Central Kitchen, la que está canalizando la mayor parte de los donativos del mundo de la gastronomía, con los que ha logrado repartir ya más de un millón de comidas entre los refugiados ucranianos.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

La organización está ya desplegada en más de 55 ciudades de Ucrania y sus países limítrofes, principalmente Polonia, donde la organización mantiene en funcionamiento comedores 24 horas en los ocho puestos fronterizos a los que no paran de llegar refugiados.

Desde este enlace se pueden hacer donaciones a la división espñaola de World Central Kitchen.

En Directo al Paladar | Cómo va afectar la guerra en Ucrania al precio de los alimentos: la energía es primero, pero después va la comida
En Directo al Paladar | La ensaladilla rusa ya no es rusa, como apoyo a Ucrania (pero la realidad es que nunca lo fue)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio