El truco de los números primos que usan algunos bares para vender más raciones no sirve para nada

El truco de los números primos que usan algunos bares para vender más raciones no sirve para nada
Sin comentarios

Podemos llamarlo “trucos para vender más” o, simple y llanamente, marketing. Son muchas las estrategias que usan bares y restaurantes para engordar la cuenta, tratando de que pidas los platos no necesariamente más caros, si no aquellos en los que el margen de beneficio es mayor.

Hay numerosa literatura científica al respecto, que habla, incluso, de cómo colocar los diferentes platos en una carta para que el cliente pida con más frecuencia lo que más nos interesa que pida.

Pero hay un truco más sutil que según el matemático Santi García Cremades está muy extendido entre los bares de España: la norma de los números primos.

Como ha explicado Cremades en el programa Mapi, de TVE, muchos restaurantes diseñan las raciones para incluir 2, 3, 5, 7 u 11 unidades. Es decir, números primos, que solo pueden dividirse entre 1 y ellos mismos. Al hacer esto, apunta Cremades, salvo que el número de comensales coincida con el de raciones, no se podrá repartir la comida a partes iguales.

“De esta forma se consigue que el reparto no sea equitativo y que haya que pedir más raciones para que todo el mundo coma por igual”, resume el matemático.

¿Qué hay de cierto en esto?

No es la primera vez que Cremades comparte esta teoría. En un programa de RNE logró, incluso, el testimonio de un camarero que admitía usar esta teoría. “En hostelería está todo pensado”, aseguraba. “Nosotros no sacamos 6 croquetas en una ración, ni tres, que serían muy poco; sacamos 7 para que haya siempre un poco de conflicto, para que siempre creamos la necesidad de tener que quedarse con hambre”.

Vale, diseñar las raciones usando números primos dificulta repartir la comida, pero ¿realmente sirve para ganar más?

Lo cierto es que, en primer lugar, no esta claro que haya una mayoría de restaurantes que estén siguiendo esta norma para diseñar las raciones. En realidad, es mucho más fácil encontrar raciones con números pares o cifras redondas. Cierto es que hay raciones que incluyen cinco o siete unidades, pero es igual o más habitual encontrar raciones de cuatro, ocho o diez unidades.

Los números primos también pueden ser una incomodidad para los hosteleros, sobre todo aquellos que usan producto de quinta gama, que, este si, siempre viene en números redondos. Y podemos asegurar que la mayoría de bares de España sirven croquetas congeladas. Si sirves raciones de siete croquetas ¿cómo divides tu paquete de 20 croquetas congeladas?

La Croquetera Color Morado Multiuso con 4 moldes Intercambiables para masas-para croquetas, albóndigas, Bolas, sushi-100% español : Patentado y Fabricado en España, 1 utensilio

Por otro lado, la norma de los números primos también funciona en sentido contrario. Es igual de difícil de dividir una ración de cinco o siete unidades entre un grupo de seis u ocho personas, que una ración de cuatro u ocho unidades entre un grupo de cinco o siete personas.

En definitiva, no parece que haya mucho que ganar siguiendo este truco, más allá de intentar hacerse el listo. Esto sin contar que la mayoría de la gente puede pasar comiendo una croqueta menos que su compañero o, como se ha hecho toda la vida, partiendo la que sobra por la mitad.

En DAP | Tapas: las 9 mejores recetas para ser los reyes del tapeo
En DAP | La forma más fácil de nivelar una mesa coja: solo hay que girarla lo suficiente

Temas
Inicio
Inicio